DACO recibe menos quejas de los consumidores

El director de DACO en la Región de Ponce, Rafael Mojica, informó que antes del 2015 se radicaban unas 75 querellas al mes, cantidad que fue bajando gradualmente hasta que en los últimos seis meses se mantuvo en un promedio de 50 querellas mensuales.

Por Angelique Fragoso Quiñones

redacción@esnoticiapr.com

Desierta y desolada. Así se encontraba la Oficina del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) de la Región Sur el pasado viernes primero de julio cuando la visitamos para indagar sobre los reclamos más frecuentes que hacen los consumidores.

Ni consumidores ni empleados. Esa realidad es comparable con la merma en querellas reportadas en esa oficina y que pudiera llegar hasta 50 al mes, según el propio DACO.

El director regional de DACO, Rafael Mojica, comunicó que desde el 2015 al presente habido una merma considerable en la cantidad de querellas. Por lo general, se hacían 75 querellas al mes y fue bajando gradualmente hasta que en los últimos seis meses se mantuvo en un promedio de 50 querellas mensuales, aunque en el último mes hubo un alza de 13 casos, señaló.

El secretario del DACO, Nery Adames Soto, informó que las estadísticas más recientes, que comprenden el año fiscal 2014 a 2015, indican que en la Región Sur hubo un total de 860 querellas.

Las querellas presentadas se dividieron de la siguiente forma: 438 por asuntos relacionados con la construcción; 229 por compras de vehículos de motor; 97 a talleres de mecánica de automóviles; 47 por contrato de obras y servicios y otras 49 de diversos casos.

La ex directora regional del DACO en Ponce, Dacia De Figueiredo, cree que esa merma en la radicación de querellas responde al “descontento generalizado en la sociedad con la gestión gubernamental” que no se reduce simplemente a DACO.

Ligereza en el proceso

El secretario recalcó que la Ley de Procedimiento Administrativo Uniforme obliga a su oficina a resolver los casos en 180 días, excepto cuando hay una razón justificable para retrasar el proceso.

Mojica recalcó que el proceso se atrasa más del término establecido casi siempre cuando el propio querellante realiza una enmienda o porque suspende y/o retrasa una vista o inspección.

Como remedio para aligerar el procedimiento de resolver las querellas, Adames Soto, presentó como alternativas enmendar el término establecido por la Ley de Procedimiento Administrativo Uniforme y que se plantee la posibilidad de tener más abogados para resolver un mayor número de casos, pero aclaró que “con la presente crisis fiscal y la mesura que demuestra el ejecutivo, no da para eso”.

Adames Soto testificó que en el año fiscal 2015-2016 el DACO -a nivel Isla- recibió 8,800 querellas y resolvió 9,500, cifra que incluye una gran cantidad que tenían atrasadas.

Auditoría reveló fallas en DACO

La Oficina del Contralor publicó a mediados del pasado mes un informe de auditoría reveló incumplimientos de la reglamentación relacionados con la documentación de las querellas, la desactivación de un sistema de querellas en línea, con las recaudaciones, las facturas y los justificantes procesados para el pago de los contratos de servicios profesionales y consultivos.

El informe DA-16-39 también reveló deficiencias relacionadas con la imposición y el cobro de las multas impuestas a comerciantes infractores y falta de información en los avisos de infracción expedidos.

Los auditores del Contralor también descubrieron pagos realizados para el desarrollo de aplicaciones que no se le dio continuidad, por servicios no contratados y por una enmienda a un contrato en el cual no se detallaban los servicios a prestarse.

Justifican ausencia del personal

Sobre la falta de personal para atender público en la oficina de Ponce, Adames Soto señaló que no es la norma.

“La oficina siempre está abierta y siempre hay una persona atendiendo salvo cuando se daña el aire acondicionado; si éste está más de dos hora y media sin funcionar, hay un convenio colectivo que exige que se deje ir a los empleados y se les permita regresar si el aire acondicionado se repara”, indicó.

Aunque Adames Soto aseguró que esa fue la razón de la ausencia de personal en la oficina, en el momento que se hizo la visita, aún no habían pasado dos horas y media e incluso sus puertas estaban abiertas y no había ninguna notificación en la puerta explicando la situación.

Es Noticia regresó a la oficina regional del DACO el pasado martes. En esta ocasión sí había personal en recepción e inclusive había alrededor de cinco consumidores esperando a ser atendidos para continuar con el proceso de resolver sus querellas, pero ninguno quiso responder a nuestras preguntas para evitar que sus casos se vieran afectados.

Deja un comentario

*