Denuncian condiciones insalubres para inicio de clases

Por Angelique Fragoso Quiñones

redaccion@esnoticiapr.com

 

A solo días para comenzar el nuevo año escolar hay escuelas que aún no están en óptimas condiciones para recibir a los estudiantes. Este es el caso de la escuela elemental Andrés Grillasca Salas, en Ponce, donde las ramas de árboles cortadas hace varias semanas arropan la acera y parte del estacionamiento.

Es Noticia visitó la escuela para atender las quejas de la comunidad escolar y se topó que, adicional a las ramas, el comején se ha esparcido por todos lados e incluso les obligó a clausurar tres salones hasta que se resuelva la situación.

“Los estudiantes empiezan el día 14 y tenemos que tener la escuela al día para ellos, hay muchos nenes asmáticos, los mismos maestros, tengo tres que no tienen salones y van a recibir grupos y no tenemos donde ubicarlos porque tenemos el comején dentro de los salones de ellos”, manifestó Rubén Rodríguez, quien ha sido padre voluntario por once años.

La directora escolar, Elva Vélez Pérez, denunció además la falta del personal necesario para el inicio de clases. “También nos hace falta una secretaria, nos hace falta una maestra de educación especial, no tengo ni un solo conserje y nuestros niños ya el lunes vienen y el frente de la escuela está completamente lleno de escombros”, reiteró.

A esto se le suma el serio problema de filtración que tiene el segundo nivel del plantel, donde el agua se percola por el techo. Los maestros se las ingenian con baldes para recoger el agua que cae por las grietas.

“Tenemos que poner baldes para poder recoger el agua, esto está pasando en todos los salones de esta área (segundo nivel)… hay maestros que han hecho sus inventos en el techo para que las gotas no le caigan encima a los estudiantes”, indicó Rodríguez.

La falta de mantenimiento se agrava porque la escuela solo cuenta con una conserje -del sector privado- que sirve cuatro horas diarias de lunes a viernes, tiempo que no le permite poder realizar todas las tareas de limpieza requeridas.

“Esperamos que las autoridades o la secretaria de educación Julia Keleher nos ayude en esto”, pidió Rodríguez preocupado porque la ayuda solicitada al municipio de Ponce sigue en espera.