Denuncian que renuncias crean inestabilidad en municipio de Ponce

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – El presidente del Partido Popular Democrático en esta Ciudad, Luis M. Irizarry Pabón, tildó a la administración de María Meléndez Altieri de «inestable» debido a la cantidad de renuncias que ha tenido.

Irizarry Pabón, portavoz de la minoría en la Legislatura Municipal, señaló que sobre medio centenar de empleados del gabinete de la alcaldesa le han presentado la renuncia en los pasados años. 

“Desde enero del 2009 hemos vivido un bamboleo administrativo en todas las dependencias. Entre los casos más críticos podemos mencionar la Oficina de Recursos Humanos que ha tenido nueve directores. Siete comisionados de la Policía Municipal, siete directores de la Oficina de Prensa y Comunicaciones y cuatro administradores de la ciudad. En total, que hayamos podido contabilizar, existen al menos 68 renuncias en el gabinete, cada una creando un clima de desasosiego y ansiedad en el personal”, dijo.

“Pasa el tiempo, se dan cuenta que no pueden trabajar con Meléndez Altieri y no le queda más remedio que dimitir a sus funciones. Cuando eso ocurre, cada nombramiento nuevo viene acompañado de reglas diferentes, otras metas, estilos de trabajo y cambios de visión que afectan la misión y el ambiente perfecto que necesitan los empleados municipales para ofrecer el mejor servicio a la ciudadanía”, expresó en conferencia de prensa.  

Explicó que esas renuncias, en su mayoría, corresponden a profesionales que en el pleno ejercicio de sus funciones se vieron imposibilitados de continuar sus servicios por tropiezos con la alcaldesa y discrepancias entre lo que debe ser una sana administración y lo que actualmente existe en el Municipio.

«Este clima, que muchos han calificado como “insoportable”, sin duda afecta el desarrollo pleno de la ciudad», manifestó tras señalar que las renuncias crean desequilibrio laboral que afecta la gestión pública y el ambiente de trabajo.

Tan reciente como la semana pasada, renunció la directora de la Oficina de Prensa y Comunicaciones, Aureliz Cabrera y el comisionado de la Policía Municipal, Juan Molina. La Alcaldesa no ha informado los sustitutos.