Derechos de empleados de Ponce prevalecen en el Tribunal

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Asociación de Empleados del Municipio de Ponce se apuntó una a su favor al conseguir, por medio de una demanda presentada en el Tribunal de Ponce, que el municipio cumpla con pagar los beneficios obrero patronal a los que tienen derecho, así como el dinero que les retuvo y que no pagó a diversas entidades gubernamentales.

La controversia se mantiene en los tribunales hasta tanto el municipio finalice los planes de pago o emita los pagos que le adeuda a los 68 empleados que decidieron entrar en la demanda, explicó Mayra Rivera, presidenta de la Asociación de Empleados Municipales.

“Estamos satisfechos, no tranquilos, porque en esta administración cualquier cosa puede pasar. Entendemos que fuímos claros”, expresó Rivera a la salida del Centro Judicial de Ponce.

En concreto, los empleados lograron:

  1. Que el municipio reconociera y se comprometiera a pagar la cantidad de exceso de licencia por enfermedad que adeuda a unos 37 empleados.
  2. Que el municipio pagará -hasta noviembre pasado- el dinero retenido a los empleados y que debió entregar a la Asociación de Empleados del Estado Libre Asociado (AEELA). El municipio deberá entregar al tribunal la certificación de que pagó.
  3. El municipio se puso al día en las deducciones con relación a las cuotas de la Asociación de Empleados Municipales, se trata de $8 mensuales que le retienen a los empleados y que no pagaban a la organización hacia siete meses. El municipio emitió dos cheques y cubrió desde junio a noviembre.
  4. El municipio se puso al día -hasta noviembre- con el pago a los planes de salud suplementarios (planes a los que se acogen los empleados para ciertas reclamaciones, como cáncer y accidentes).
  5. El municipio accedió a la solicitud de atender el reclamo de los empleados para que puedan cumplir la jornada reducida en dos días y medio de trabajo y no tengan que trabajar par de horas  cinco días a la semana. Los empleados reclaman que el trabajar varias horas diarias le dificulta conseguir un segundo empleo para compensar el salario dejado de devengar por la reducción de la jornada laboral. El municipio tiene 30 días para atender ese reclamo.
  6. Le concedieron 60 días al municipio para que muestre evidencia de que existen negociaciones con el Sistema de Retiro de los Empleados y, en el caso en que haya un plan de pago, que evidencien que están cumpliendo el mismo y el balance que adeudan.
  7. También tienen que someter certificaciones de que están entregando a ASUME el dinero que le retiene a sus empleados, así como que se encuentran al día con esos depósitos.

 

Durante el proceso, realizado ante el juez Mariano Vidal, la alcaldesa María Meléndez estuvo representada por bufete Cancio Nadal, el director de Recursos Humanos del Municipio, Rubén Morales y la directora de la Oficina de Finanzas, Yolanda Cruz.

El proceso continúa el 3 de abril cuando las partes regresen al Tribunal para una conferencia inicial en la que discutirán los daños ocasionados a los empleados al no pagar a tiempo el dinero que les retuvo y que debió entregar a entidades como la AEELA y los planes suplementarios.

“Esperemos que antes de la próxima vista hayan pagado el enfermito (licencia por enfermedad)”, indicó Morales.