Desempolvar su ‘closet’ podría ayudarle a ganar dinero

Por Angelique Fragoso Quiñones

angelique.fragoso@esnoticiapr.com

 

Revisar el armario y ver la cantidad de ropa que nunca cambió por falta de tiempo, que nunca usó o que dejó de ponerse por algún motivo y aún están en excelentes condiciones le hizo pensar a Darlene Zayas Torres en una oportunidad de negocio que le ayudaría a conseguir un ingreso extra.

Carecer de dinero para invertir en un nuevo negocio es el principal obstáculo para muchos nuevos empresarios. Sin embargo, una buena idea y deseos de trabajar ha sido el secreto de Zayas Torres para emprender una empresa con una inversión mínima.

“Las personas cuando vamos a comprar a veces no devolvemos ciertos artículos, a veces ni los usamos o lo usamos una sola vez. Todos tenemos ese tipo de problemas. Pensé: ‘tiene que haber una solución, y buscando información en Internet y viendo cómo se trabaja este tipo de negocio en Estados Unidos, decidimos darle la oportunidad al área sur”, expresó.

Al investigar se dio cuenta de que en el área metropolitana habían pequeños negocios dedicados a la venta de ropa de segunda mano, pero en la zona sur no halló ninguno con el mismo concepto, algo que le da más posibilidades de éxito por no tener competencia.

Identificar esa necesidad de ahorro en los consumidores de la región sur le motivó a establecer -en diciembre pasado- una tienda de venta de artículos de segunda mano, en Ponce, al que denominó Zamira’s Closet.

La idea del negocio consiste en que los clientes lleven sus piezas de ropa o artículos del hogar a la tienda y una vez se vendan se dividen las ganancias.

La persona hace un recogido en su casa, escoge 10 artículos en buenas condiciones, limpio, sin manchas ni roturas, las lleva a la tienda, allí se le asigna un número de consignadora y de acuerdo al precio del artículo en el mercado, se vende a un 25% de su precio original.

El 50% de la ganancia es para la tienda y el otro 50% para la consignadora que llevó su artículo. Si al final del mes no se ha podido vender la pieza se le va reduciendo el precio hasta conseguirle un nuevo dueño.

“Desde el momento que abrimos la aceptación fue inmediata”, manifestó Zayas Torres.

Ya tiene más de 50 consignadoras que llevan sus artículos para venderlos en la tienda y sacar una ganancia de productos que posiblemente desecharían porque no encontraban qué hacer con ellos.

“Tenemos que buscar soluciones en un tiempo donde a veces lo único que hay son noticias malas… las personas tienen que ver que se puede ahorrar y ver un alivio por algún lugar. Esto es cuestión de innovar y de echar hacia adelante, no estamos para quejarnos y quedarse sin hacer nada”, manifestó.

Indicó que para emprender un negocio es importante tener buenas ideas y deseos de trabajar. “No cogimos préstamos; fuimos poco a poco, pero se puede con muchas ganas de trabajar. La inversión es mínima; honestamente, cuando tú quiere progresar hay muchísimas ideas y esto tiene sus buenas alternativas. Yo tengo mi trabajo principal y todo pero entendía que tenía que buscar una segunda alternativa”, dijo.

 

Las redes sociales como opción de negocio

Unido a la idea de tener un local donde vender los artículos de segunda mano, Zayas Torres se dio a la tarea de experimentar si, tomando fotos a los productos disponibles en su tienda y publicándolos en las redes sociales, la gente se interesaría en comprarlos, así nació lo que denominó CyberMall.

Esto con la opción de envío por correo, por lo que el cliente no tendría que salir de su hogar para obtener el artículo. Claro está, pero con un costo adicional por el envío.
Cyber Mall ha sido exitoso en los pocos meses que lleva operando, por lo que la propietaria planifica el siguiente paso para fusionar ambos negocios y acoplarse a nuevas ideas que surgen en el trayecto.

Zayas Torres indicó que la aceptación ha sido buena y el lugar se les ha hecho pequeño para la cantidad de artículos que le llevan y las nuevas consignadoras que se le continúan uniendo.

 

Deja un comentario