Diagnosticar a tiempo la artritis facilita aliviar el dolor

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Mayo es el mes de la Prevención, Tratamiento y Cuidado de la Artritis, condición sobre la que se necesita concienciar cada día más sobre lo que sufren las personas que la padecen al igual que cómo retrasar o prevenir su desarrollo.

El diagnóstico a tiempo y el control adecuado de la artritis, ayuda a estos pacientes a aliviar el dolor, mejorar su funcionamiento físico, mantenerse productivas y bajar los costos de la atención médica, informó el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, mejor conocido como el CDC.

¿Qué es la artritis? El Medline Plus define la artritis como la inflamación o degeneración de una o más articulaciones. Una articulación es la zona donde dos huesos se encuentran. Existen más de 100 tipos diferentes de artritis.

La artritis está asociada a la degradación del cartílago, tejido que protege una articulación y permite que esta se mueva de forma suave. El cartílago también absorbe el golpe cuando se ejerce presión sobre la articulación, como sucede cuando hace ejercicios. Los huesos bajo el cartílago se dañan y se rozan cuando la cantidad de cartílago no es lo suficiente, lo que causa dolor, hinchazón (inflamación) y rigidez.

La artritis comprende más de 100 enfermedades y afecciones reumáticas, siendo la artrosis la más común.  Otras formas frecuentes de artritis son la artritis reumatoide, el lupus, la fibromialgia y la gota. Los síntomas comunes consisten en dolor, rigidez e inflamación dentro y alrededor de las articulaciones. Algunas formas de artritis, como la artritis reumatoide y el lupus, pueden afectar a varios órganos y causar síntomas generalizados.

Se estima que uno de cada cuatro adultos (54 millones) en los Estados Unidos tiene artritis. Aproximadamente 24 millones de adultos tienen limitaciones para hacer actividades debido a la artritis. Los adultos con artritis pueden reducir el dolor y mejorar la función al ser físicamente activos. Los programas educativos de automanejo también pueden ayudarlos a aprender formas para mejorar los síntomas de la artritis.

Factores que le ayudan a tratar la condición:

• Aprenda sobre el autocontrol de la artritis, esto le ayudará a desarrollar las habilidades y la confianza necesarias para controlar la enfermedad día a día. Por ejemplo, se ha demostrado que el Programa de Autoayuda de la Fundación de la Artritis (AFSHP, por sus siglas en inglés) ayuda a reducir el dolor incluso 4 años después de haber participado en el programa.

• Los estudios han demostrado que el ejercicio disminuye el dolor, mejora el funcionamiento y retrasa la aparición de discapacidades propias de la condición. Asegúrese de hacer ejercicio moderado durante al menos 30 minutos 5 veces por semana o más. Puede hacer actividad en sesiones de 10 minutos cada una.

• Contrólese el peso: La prevalencia de la artritis aumenta con el peso. Las investigaciones realizadas sugieren que mantener un peso saludable reduce el riesgo de desarrollar artritis, y puede retardar el avance de la enfermedad. Adelgazar apenas 11 libras puede disminuir la ocurrencia (incidencia) de la osteoartritis de rodilla.

• Consulte a su médico: Si bien no existe cura para la mayoría de los tipos de artritis, un diagnóstico precoz y un tratamiento apropiado son importantes, especialmente en los casos de artritis inflamatoria. Por ejemplo, el uso temprano de medicamentos modificadores de la enfermedad puede afectar el desarrollo de la artritis reumatoide. Si tiene síntomas de artritis, consulte a su médico e inicie el tratamiento apropiado para controlar la enfermedad lo antes posible.

• Proteja sus articulaciones: Las lesiones en las articulaciones pueden provocar osteoartritis. Las personas que sufren lesiones debido a la práctica de algún deporte o a que hacen movimientos repetitivos en su trabajo, como doblar repetidamente la rodilla, tienen más probabilidad de desarrollar osteoartritis. Evite las lesiones en las articulaciones para reducir el riesgo de desarrollar osteoarthritis.

 

Factores de Riesgo:

Los estudios han identificado varios factores asociados a un mayor riesgo de padecer artritis. Algunos se pueden modificar y otros no, señala el CDC.

 

Factores de riesgo no modificables:

• Edad: El riesgo de padecer la mayoría de los tipos de artritis aumenta con la edad.

• Sexo: La mayoría de los tipos de artritis son más comunes en las mujeres; el 60 % de las personas con artritis son mujeres. Sin embargo, la gota es más común en los hombres.

• Factores genéticos: Ciertos genes específicos se asocian a un mayor riesgo de padecer ciertos tipos de artritis, como la artritis reumatoide (AR) y el lupus eritematoso sistémico (LES).

 

Factores de riesgo modificables:

• Sobrepeso y obesidad: El exceso de peso puede contribuir tanto a la aparición como al avance de la osteoartritis de rodilla.

• Lesiones en las articulaciones: El daño a una articulación puede contribuir a la aparición de osteoartritis en esa articulación.

• Infección: Diversos agentes microbianos pueden provocar una infección en las articulaciones y el posible desarrollo de diversos tipos de artritis.

• Ocupación: Ciertas ocupaciones que requieren doblar las rodillas de forma repetitiva se asocian a la osteoartritis de rodilla.