Disfruta de la Navidad de forma segura y con moderación

Con la llegada de la Navidad comienza la fiesta a son de parrandas y villancicos, en un ambiente que se llena de luz y alegría.  Es justo en esta época en donde recordamos todo lo vivido en el año, celebrando cada una de las experiencias y reflexionando cómo mejorar las condiciones de salud que enfrentamos.

Por eso, no es de extrañar que las fiestas familiares o junto amistades vayan en aumento.  De igual forma que nos preocupamos por escoger el ajuar, la comida que llevaremos o la bebida; debemos preocuparnos por la salud y seguridad de todos alrededor.   Uno de los problemas que abarrotan las salas de emergencias en los hospitales del país son los traumas por diversas razones.  Entre estos se encuentran:

  • Exceso de comida durante las actividades – si hay algo que a los puertorriqueños les encanta es comer, en especial la comida navideña. Estos alimentos, todos altos en calorías son los protagonistas de todas las fiestas. El plato típico navideño contiene alrededor de 3,000 calorías. ¡Imagínese! lo que esto podría causarle a una persona con padecimientos de hipertensión o diabetes. El resultado sería tener que visitar la Sala de Emergencias con un descontrol total de los índices en lípidos y en azúcares. Por esto, es importante que las personas coman en porciones adecuadas evitando las grandes cantidades de comida.
  • Decoraciones navideñas – adornar la casa con extravagantes diseños de luces es la orden del mes. Las personas suelen estar con el espíritu navideño bien alto, así que comienzan a trabajar en sus hogares, en muchas ocasiones, bajo los efectos del alcohol. Suben al techo de la casa para colocar luces y como no tienen control de sus movimientos se resbalan terminando en una caída que en muchas ocasiones puede ser fatal.
  • Moderación tu mejor amigo – el auto consumo de alcohol durante las fiestas aumenta. Por lo que se debe practicar el ser un anfitrión responsable. Su responsabilidad es evitar que los invitados salgan en condiciones con las cuales puedan causar un accidente fatal en las carreteras. Además de indicar a las personas a que pasen la llave, el anfitrión debe estar consciente de la cantidad de tragos de cada invitado.  Por ejemplo; 1 a 2 cervezas o tragos (.02%) (libera inhibiciones y afecta el buen juicio), 3 a 4 cervezas o tragos (.05%) (reacciones lentas y pérdida de coordinación), 5 a 7 cervezas o tragos (.08%) (dificultad para ver, oír y hablar), 8 a 9 cervezas o tragos (.16%) (tambaleo y caídas), 10 o más cervezas o tragos (.40%) (posibilidad de llegar a estado de coma).
  • Pirotecnia – esta es una de las principales causas de traumas durante las festividades. Los conocidos petardos no tan solo pueden causar una quemadura al momento de encenderlo, sino que también pueden causar mutilaciones y laceraciones que opacarían el ambiente familiar. La pirotécnica no es un juego y podrías llegar a sala de trauma o emergencia.

Para los puertorriqueños las fiestas navideñas son un ritual que va más allá de villancicos es retomar la unión familiar, reina la esperanza que con el año venidero las cosas serán mejores.  Para el Hospital Damas de Ponce es importante que disfrutes de las fiestas de forma positiva.  La moderación y la prevención son claves para que en esta época.   Si ocurre una situación de emergencia lo importante es no titubear y llegar hasta la Sala de Emergencias.  Aquí le ofrecerán los cuidados que necesitan, evitando que las fiestas se conviertan en un evento que lamentar.

Para más información se pueden acceder a nuestras redes en Facebook o comunicarse al:

Hospital Damas – 787-840-8686

¡Cuidado de Calidad de Generación en Generación!