Divorcio por ruptura irreparable

En las últimas semanas he recibido consultas de varios clientes que me plantearon el siguiente tipo de preocupación: quieren divorciarse, pero, por distintas razones, sus respectivos cónyuges no están de acuerdo con romper el vínculo matrimonial o intentan poner condiciones para consentir al divorcio.

Otras personas que se quieren divorciar no tienen contacto alguno con su pareja o desconocen su paradero.

Ninguno de los que me consultó conocía que podía divorciarse sin necesidad de contar con el consentimiento de su cónyuge, sin tener que esperar un periodo determinado de separación e incluso si desconocen el paradero de su pareja.

La Ley Núm. 192 de 18 de agosto de 2011, enmendó el Artículo 96 del Código Civil de Puerto Rico con el objetivo, entre otros, de reconocer el derecho de una persona de presentar ante el tribunal una petición individual de divorcio por la causal de “ruptura irreparable de los nexos de convivencia matrimonial”.

La Exposición de Motivos de dicha ley resaltó que:

aunque es deseo natural de todos el proteger la familia y fomentar su unión, la naturaleza humana es tal que pueden surgir situaciones en las cuales sea la mejor alternativa el disolver ciertos vínculos de una manera ordenada y conforme al derecho.

El obligar a personas que sienten que continuar compartiendo sus vidas sólo creará conflictos e infelicidad, atenta a largo plazo contra la unión familiar misma.

Un hogar en eterno conflicto, en el que los miembros de esa familia son prisioneros forzados, no es hogar.”

En este tipo de demanda de divorcio se debe expresar que han surgido desavenencias entre las partes que han provocado una ruptura irreparable de los nexos de convivencia matrimonial, que no existe posibilidad alguna de reconciliación y que dicha situación imposibilita la continuación del matrimonio.

Algunos requisitos del divorcio por ruptura irreparable son:

  1. Es necesario que la demanda se presente ante un tribunal, el que, luego de que se lleven a cabo los procesos correspondientes, decretará el divorcio – Lo anterior es consistente con lo que dispone el Artículo 97 del Código Civil de Puerto Rico a los efectos de que el divorcio debe ser decretado por un tribunal mediante sentencia. Dicha norma tiene como única excepción el divorcio por consentimiento mutuo ante notario.
  1. Requisito de residencia – En estos casos es de aplicación la norma general que establece el Artículo 97 del Código Civil a los efectos de que para que una persona pueda presentar una acción de divorcio en Puerto Rico debe de haber residido aquí durante el año previo a la presentación de la demanda.
  1. Otros asuntos – Cualquier asunto incidental o consecuencia del rompimiento del vínculo matrimonial habido entre las partes puede ser tramitado oportunamente a través de los mecanismos procesales que con dicho objetivo contempla nuestro ordenamiento y no deberán ser impedimento para obtener el divorcio por ruptura irreparable.
  1. Emplazamiento – Si una de las partes no puede ser emplazada personalmente, nuestro ordenamiento jurídico permite que se emplace mediante edictos. Si la persona emplazada no comparece o no acude a la vista de divorcio, el tribunal podrá dictar sentencia en rebeldía y decretar el divorcio por ruptura irreparable.
  1. Efectividad – El divorcio por ruptura irreparable será efectivo una vez hayan transcurrido 30 días luego de la fecha en la que se notifique la sentencia de divorcio.

Para más información, visite la página de internet www.tunotariopr.com o puede comunicarse con el Lcdo. Ismael García Ortega por correo electrónico a igo@igolaw.net o llamar al (787) 773-1844.