Dos suplementos recomendados para adultos

Para mantener nuestro cuerpo funcionando de manera óptima tenemos que cuidarlo. Hay que ser activos y mantener una alimentación balanceada que nos brinde los nutrientes necesarios.

En ocasiones, no importa lo bien que tratemos de comer, hay ciertos compuestos que necesitamos en mayores cantidades. Por eso quiero hablarte sobre dos suplementos que debes consumir y otro que, a pesar de ser muy recomendado, no ha mostrado los resultados esperados.

 

Calcio

El calcio es un mineral que necesitamos para mantener los huesos fuertes y saludables. Aparte de esto, el cuerpo necesita calcio para que el corazón y otros músculos puedan contraerse correctamente.

Las fuentes de calcio más conocidas son los productos lácteos, pero también se puede obtener a través del brócoli, vegetales de hojas verde y alimentos que indiquen que han sido fortificados con este mineral.

La Clínica Mayo indica que, sin importar la edad, muchas personas consumen poco calcio en su dieta. Por lo tanto, es necesario suplementar con cantidades que van desde 1,000 a 1,200 mg diarios.

Se recomienda que también se consuma vitamina D ya que ayuda al cuerpo a absorber el calcio.

Muchos suplementos de calcio tienen la vitamina D incluida y la gran mayoría de estos deben tomarse junto a una comida.

 

Omega 3

El omega 3 es una grasa esencial, lo que significa que debemos consumirla porque nuestro cuerpo no la produce. Como parte de nuestra dieta, la podemos obtener en el consumo de pescado, semillas de chia, nueces y semillas de lino.

A través de años de estudios, se ha encontrado que el omega 3 es beneficioso para la salud del corazón, ayuda a bajar los niveles de triglicéridos y tiene efectos antiinflamatorios.

 

¿Qué pasa con la glucosamina y condroitina?

La glucosamina es una sustancia que se encuentra en los cartílagos y en el fluido que rodea las articulaciones. La condroitina también se encuentra en los cartílagos en grandes cantidades y ayuda a mantener líquido en los mismos.

Los estudios realizados han sido contradictorios. En algunos se han encontrado beneficios para pacientes con artritis en las manos, pero la gran mayoría no ha encontrado beneficios en comparación con pacientes a los que se les estuvo administrando placebo. Como su uso es seguro a largo plazo, si deseas tomarlo, puedes hacerlo ya que no debes presentar problemas.

Como siempre, me gusta aclarar que, aunque estos suplementos son recomendados para la mayoría de las personas, siempre debes consultar con tu médico antes de comenzar a tomarlos. Esto cobra mayor importancia cuando padeces de distintas condiciones y tomas varios medicamentos.