Educación no cesará las clases durante trabajos de reconstrucción

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La secretaria del Departamento de Educación, Julia Keleher, dio a conocer los esfuerzos que están realizando como parte del Proyecto de Recuperación de la planta física de las escuelas. La Agencia recibió más de $160 millones en fondos combinados de FEMA y locales para la adquisición de módulos temporeros.

Recientemente el DE había anunciado que AFI estaría a cargo del proceso de contrataciones y supervisión de los trabajos de reconstrucción de los planteles. Estas reparaciones, cuya primera etapa se estimó duraría 6 meses (hasta diciembre), requerirá en ocasiones que se ubiquen a estudiantes y personal en espacios temporeros para que no conflijan con los trabajos y para garantizar la seguridad de todos. Por tal motivo, el DE adquirió unos módulos temporeros.

“Estamos invirtiendo en la compra de estos módulos para manejar de forma segura toda la población de nuestras escuelas. Hace varias semanas habíamos anunciado que, durante las reparaciones, se tomarían varias medidas de contingencia en las escuelas, entre ellas la instalación de módulos, el interlocking y la reubicación en otros planteles, según la necesidad particular de cada entorno escolar”, explicó la Secretaria.

La inversión en estos módulos fue aprobada por FEMA precisamente como parte de las medidas de contingencia para el manejo de las reparaciones. Esto significa que es una inversión que le será reembolsada al Departamento.

Al momento, se han tramitado 40 modulares y se espera que el número pueda llegar a más de 200 de estos espacios temporeros que se estarían moviendo a distintos planteles según avanzan los trabajos y de acuerdo con la necesidad de cada escuela.

“Estos son espacios acogedores, que cumplen con las necesidades del personal y de los estudiantes y son una herramienta clave para que no se afecten los trabajos académicos mientras nos esforzamos por llevar a las condiciones óptimas todos nuestros planteles”, dijo Keleher.

Los módulos servirán tanto para acoger a estudiantes mientras son reparadas áreas de salones o espacios de terapia y también a personal administrativo en aquellos casos en que sea necesario hacer reparaciones en áreas de oficinas.

“Durante años, la planta física de las escuelas se ha estado deteriorando, además, el huracán provocó importantes daños en muchas de las estructuras. Estamos haciendo todo lo posible para minimizar los inconvenientes y la incomodidad que siempre generan los trabajos de construcción, mientras miramos con optimismo el que, una vez superados estos inconvenientes, tendremos instalaciones en mejores condiciones para los estudiantes y el personal”, enfatizó la Secretaria.

Además, añadió que estos módulos en el futuro podrán ser utilizados para suplir necesidades adicionales como tener espacios para terapias, entre otros usos.