El reflejo de nuestros propios defectos

Por  Gil Rosario Ramos

 

Hugo era un próspero hombre de negocio con un futuro muy prometedor. Su gran inteligencia, juventud y deseos de alcanzar grandes metas lo distinguieron. Un día conoció a una bella joven, conquistando de inmediato su corazón.

Durante varios meses de feliz noviazgo, acompañó a su novia a todos los lugares prestigiosos frecuentados por un comerciante de su categoría.

Aquella relación fue fortaleciéndose hasta el punto de decidirse a proponerle matrimonio, pero antes quiso averiguar el paso y costumbres de su prometida. Para lograrlo solicitó los servicios de una agencia de detectives privados, la que aceptó el trabajo a pesar de no conocer en absoluto la identidad del cliente.

Luego de realizar una exhaustiva investigación, el agente encargado de tan interesante trabajo presentó a sus superiores el siguiente informe: “La señorita investigada tiene una reputación excelente. Un pasado sin mancha en compañía de familiares y amigos muy nobles. Desgraciadamente, hace algunos meses, se ha visto acompañada de un joven de reputación dudosa”.

Se ha dicho que el peor de todos los fraudes es engañarse a sí mismo. Muchas veces terminamos siendo incapaces de reconocer nuestros errores y malos hábitos, como quien a fuerza de costumbre pierde la capacidad de percibir los olores de su propia casa.

Cuántos “Hugos” podemos haber exigiendo al mundo todo lo que no somos capaces de ser.  Cuántos pasamos la vida empeñados en trasformar el mundo sin detenernos a comenzar una reforma personal, una revolución interna y real que proyecte luz en un mundo confuso, pero de grandes esperanzas.

Hoy es un día apropiado para dejar de intentar brincar nuestra propia sombra y aceptar nuestra realidad como personas, con la capacidad necesaria de dominar defectos, de trascender limitaciones y vivir y convivir sanamente sin pretender ser el juez supremo de todos cuantos se cruzan en nuestro camino. 

Cualquier sugerencia puedes escribirme a: gilrosarioramos1@gmail.com Para seminarios y conferencias favor de llamar al 787-837-8574. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

*