Empleados de Ponce protestan frente a Casa Alcaldía

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – Un grupo de empleados municipales determinó realizar una manifestación frente a la Casa Alcaldía en la que se amarró las manos y sentó frente al lugar, para denunciar las condiciones en que laboran.

Los empleados municipales llevan nueve años trabajando en jornada reducida. Mientras, la administración de María Meléndez Altieri ha sido constante en la contratación de personas con salarios de sobre $70,000 anuales, denuncian los empleados.

“Nos parece que ya la administración municipal ha llegado al punto de la burla pública en relación a las violaciones de ley y a los abusos que sostiene con un grupo de empleados municipales.  Recientemente, la Alcaldesa no solo minimizó la situación tratando de reducirla a un 35% de empleados en reducción, sino que sus acciones, expresiones y propaganda inmediatamente previos resultan una total falta de respeto que ya no podemos y no debemos seguir tolerando”, expresó por escrito la Junta de Directores de la Asociación de Empleados Municipales.

Señalaron que la administración municipal “ha continuado su práctica reiterada de reclutar personal nuevo, aumentar salarios y horas a empleados de forma particularmente selectiva. Asimismo, ha estado engañando al público tratando de presentarle una imagen del empleado municipal que no es real, enfocada en únicamente ocho empleados que responden a los mecanismos de manipulación de esta administración, cosa que lamentamos porque varios de ellos estuvieron reducidos de jornada hasta hace poco y conocen de primera mano lo que otros de sus compañeros continúan viviendo y a lo que todavía están ellos expuestos regresar”.

“Ya no le creemos a esta administración sus amenazas de que evita con la reducción de jornada y otras medidas anti-obreras previa y recientemente implementadas que se esté economizando en lo absoluto para servirle a Ponce. Más bien, nos parece que esta reducción de jornada que siempre hemos catalogado como selectiva y arbitraria responde únicamente a un patrón de discrimen y para desviar fondos en beneficio de contratistas onerosos y la contratación de personal de confianza que salieron de otros municipios y agencias estatales y que se identifican con la administración local y estatal actual”, manifestaron.

La Unión de Empleados Municipales, afiliada a la United Steelworers, solicitó a la contralora Yesmin Valdivieso que investigue “las querellas que le han sido referidas a su personal adscrito aquí en Ponce y las referidas en San Juan que han ‘caducado’ de forma misteriosa pues entendemos que pudiera ser un acto contrario a la ley”.

“Le exigimos, en unión a los compañeros, que aquellos señalamientos de violación de ley que se han reseñado en todos sus informes sean debidamente referidos al Departamento de Justicia para que se asigne un FEI y se investigue minuciosamente.  Este gobierno ha predicado desde el inicio que debe existir transparencia en la gestión gubernamental y eso es lo que precisamente estamos buscando, transparencia”, señalaron.

El grupo exigió “la restitución de la jornada laboral a todos los empleados municipales, la rescisión de los contratos onerosos otorgados a, entre otros, la ex alcaldesa de Guaynabo… Derogue la Ordenanza #74, restituya a sus empleados a su jornada completa, devuelva nuestros salarios y dignidad laboral y ejecute una sana administración pública”.