Enfermedades y plagas

Por José Herminio Zayas Bermúdez, MBA

Hoy conoceremos las enfermedades y plagas que podemos encontrar en nuestro huerto casero. Es bien importante estar atentos a los cambios en nuestras plantas.

Algunas de las enfermedades de las plantas son:

*Virus: Causan crecimiento anormal.  No tiene cura, pero se pueden controlar los vectores que esparcen la enfermedad si removemos las plantas infectadas.

*Nemátodos: Organismos microscópicos que viven en la tierra. La mayoría son dañinos a las plantas, porque algunos comen de las raíces disminuyendo el crecimiento y desfigurando tubérculos.  Se reproducen mediante huevos.  Son difíciles de controlar, podemos utilizar nemátodos beneficiosos que se comen a los dañinos y nematicidas biológicos.

*Pudrición Bacteriana: Las enfermedades bacterianas son causadas por organismos unicelulares que producen toxinas y enzimas que matan la célula de la planta.  Entran por heridas o aperturas en el tejido.  Generalmente no se pueden curar. Se puede prevenir controlando los vectores.

*Hongos Foliares y del Suelo: Los hongos causan 70% de las enfermedades Pero son los patógenos más fáciles de controlar.  Pueden matar a las plantas produciendo toxinas y enzimas que destruyen las células.  Para controlarlas se puede utilizar fungicidas a base de sulfato de cobre.

*Insectos: áfidos, chinches harinosas, minadores, mosca blanca, orugas, querezas, trípidos.

La pregunta es, ¿cómo combatimos las plagas? Lo hacemos cuando llevamos un buen manejo integrado de plagas:

•Controlando los yerbajos.

•Manteniendo el área limpia.

•Haciendo asperjaciones preventivas.

•Identificar la plaga.

•Debemos llevar un manejo adecuado de los químicos a utilizarse con un record de los mismos.

Hay que tener en cuenta que no todas las plagas se eliminan con insecticidas. Como le informe anteriormente, es importante identificar qué nos está atacando. 

A continuación les dejo una buena práctica para el manejo de insectos en su huerto que no conlleva daño alguno a los frutos ni al humano, sólo que tiene que aplicarse en presencia del insecto, ya que es de contacto:

•1 galón de agua

•3 cucharadas de jabón

•3 cucharadas de aceite

•3 cucharaditas de “baking soda”

Hacemos una buena mezcla moviendo bien todos los ingredientes y utilizando una asperjadora, que puede ser de mano. Asperjamos por encima y por debajo de la hoja. Este insecticida casero sirve para eliminar queresa, moscas blancas, hormigas y hasta lo podemos utilizar para eliminar cucarachas en los alrededores la casa.

Si tiene alguna pregunta o recomendación no dude en comunicarse a: jose.zayas5@upr.edu

Hasta la próxima.

Deja un comentario

*