Engorroso proceso para inspeccionar escuelas

Por CyberNews

 

El proceso para evaluar los planteles escolares y conocer los daños ocasionados por el paso del huracán María fue uno engorroso, describió el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE).

Las inspecciones de los planteles, explicó el director de construcción del USACE, Brandon Works, incluyeron hasta el uso de un niño como interprete para un inspector porque el menor era el único que entendía el inglés.

“En una de las escuelas, un niño fungió de intérprete, ya que nadie más en la escuela hablaba inglés”, dijo Works en declaraciones escritas.

Explicó que diariamente, un equipo de Asistencia Infraestructural salía con una lista de escuelas para visitar y llevar una evaluación detallada.

“A veces, la escuela estaba cerrada. Esas escuelas eran marcadas y las volvían a visitar en otro momento. Muchas de las escuelas abiertas solo estaban disponibles para evaluación de lunes a viernes, desde las 8:00 de la mañana, hasta el mediodía, así que la oportunidad para llevar a cabo una evaluación era escasa”, señaló Works.

“A veces era difícil llegar a las escuelas que están en la montaña, por deslizamientos de tierra, lluvias copiosas y carreteras cerradas, así que a veces había múltiples intentos de llegar a una escuela”, indicó.

“Luego de llegar a la escuela, los inspectores hablaban con quien estuviese a cargo, para obtener un sentido de la cantidad y gravedad del daño. En ocasiones no había traductor oficial, así que el equipo improvisaba. Los funcionarios de la USACE preguntaban: ¿Cuál es la condición de las verjas alrededor de la escuela? o ¿La escuela tiene agua potable? ¿Electricidad? ¿Aire acondicionado?”, indicó Works, quien habló el domingo sobre los retos que supuso inspeccionar 1,131 planteles.

Las declaraciones del funcionario se dieron durante el anuncio de que completaron el pasado lunes las inspecciones de 1,131 escuelas.

“USACE solo provee evaluación técnica del daño estructural, daño al equipo eléctrico o mecánico y seguridad general”, señaló.

Works sostuvo que las evaluaciones de la USACE y contratistas que trabajan para el Gobierno de Puerto Rico serán utilizadas por el Departamento de Educación de Puerto Rico, para decidir si buscarán reparaciones temporeras a través de FEMA, que se hagan reparaciones permanentes o cerrar completamente la escuela.

Las evaluaciones, según indicó, se las proveen al Departamento de Educación para que puedan tomar la decisión de reanudar las clases.