Ese inhalador no sirve

Si eres un paciente que tiene problemas respiratorios como por ejemplo asma, es bien probable que hayas tenido que utilizar algún inhalador oral para manejar tu condición.

En ocasiones podemos pensar que todos los inhaladores funcionan igual y que sentirás lo mismo al utilizar cualquiera de ellos.

He visto casos de personas que llegan a la farmacia pensando que su inhalador está dañado cuando realmente no es así. Esa confusión surge cuando el paciente no conoce las diferencias que hay entre los tipos de inhaladores.

 

¿Qué necesitas conocer?

Existen distintos tipos de inhaladores orales. Los inhaladores más conocidos son los aerosoles. El Proair HFA®, Flovent HFA®, Atrovent HFA®, Proventyl HFA®, Ventolin HFA®, Xopenex HFA® y Qvar® son ejemplos de este tipo de inhalador.

Por otro lado, existen los que son a base de cápsulas como por ejemplo el Asmanex Twisthaler®, Advair Diskus®, Flovent Diskus® y Spiriva HandiHaler®. Veamos cómo se utilizan.

 

Inhalador en aerosol:

1. Si el inhalador es nuevo, es necesario que lo prepares antes de comenzar a utilizarlo. Retira la tapa y agita bien el inhalador. Luego presiona 4 veces y libera el producto al aire con cuidado de no hacerlo cerca de la cara.

2. Antes de cada uso, retira la tapa y verifica que la boquilla esté limpia.

3. Agita bien el inhalador.

4. Exhala lo más que puedas por la boca.

5. Coloca la boquilla en tu boca y cubre completamente con los labios.

6. Comienza a inhalar mientras presionas el contenedor del inhalador.

7. Aguanta la respiración por cerca de 10 segundos y luego exhale.

8. De ser necesario hacer otra inhalación, espera al menos un minuto antes de repetir el proceso.

 

Inhaladores a base de cápsulas:

1. Antes de usar el inhalador por primera vez, verifica si contiene una ventanilla que indique el número de dosis ya que el mismo deberá ir bajando cada vez que lo utilices.

2. Para cargar la dosis de un inhalador en diskus, debes abrir la tapa hasta escuchar el click. En el caso del Asmanex®, debe sostenerlo con la tapa hacia arriba, girar la misma en contra de las manecillas del reloj y retirarla. Esto hará que la dosis esté lista para usarse. Por otro lado, en el Spiriva HandiHaler® tiene que colocarse la cápsula manualmente en el inhalador. Nunca se tome la capsula de Spiriva®.

3. Exhala a través de tu boca, cubra la boquilla con tus labios, inhala a través de tu boca y aguanta la respiración. Recuerda que probablemente no sientas nada al hacer la inhalación del producto. No sigas repitiendo a menos que tu médico te haya indicado el uso de más de una dosis.

4. Cierre la tapa.

Estos son los pasos básicos para utilizar correctamente los inhaladores más recetados. Si aun así tienes dudas, pasa por tu farmacia de preferencia para que tu farmacéutico pueda brindarte una orientación completa. Puedes escribirme a estureceta@gmail.com Hasta la próxima.