Este dolor de pecho: ¿qué será?

Cuando una persona siente un fuerte dolor en el pecho, lo primero que puede pensar es que está sufriendo un infarto, pero puede haber otra explicación para ese dolor. La angina de pecho se presenta como una molestia y/o fuerte dolor en el pecho debido a que el corazón no está recibiendo la cantidad suficiente de sangre oxigenada. Esto puede deberse a que haya obstrucciones en las arterias que llevan la sangre al corazón y el dolor puede ser tan severo que puedes llegar a sentirlo hasta el cuello y espalda.

En Puerto Rico, entre el 2013-2014, se analizó la cantidad de personas que presentan este problema.  Se encontró que, a mayor edad, mayor la cantidad de personas que presentan angina de pecho. Por ejemplo, en el grupo de 23-34 años, solo un 3.6-3.8% de la población padece la condición. En el grupo de personas mayores a 65 años el porciento aumenta al 15.2-15.4. En este mismo análisis se encontró que las mujeres padecen más de angina que los hombres.

Existen distintos tipos de angina y tu médico va a evaluarte para determinar cual de ellos tienes. Esto es importante porque va a haber diferencias en los tratamientos según el tipo de angina que estés presentando. Hay casos que pueden requerir intervención quirúrgica para colocar una malla que mantenga la arteria abierta y asegurar el flujo sanguíneo normal. Esto es más común en pacientes con angina inestable. Sin embargo, si padeces de angina estable, es posible controlarla con medicamentos y cambios en estilos de vida.

Hay distintas opciones de tratamiento a utilizarse. La aspirina ayuda a que la sangre fluya mejor por las arterias evitando que se formen coágulos. Los nitratos como el isosorbide y la nitroglicerina ayudan a que los vasos sanguíneos se relajen para que la sangre pueda pasar con facilidad. El Ranexa® es un medicamento creado específicamente para tratar la angina y puede ser utilizado solo o en combinación. También se pueden utilizar medicamentos para la presión que controlen la fuerza y rapidez de los latidos del corazón o que promuevan la relajación de los vasos sanguíneos para ayudar a aliviar el dolor en el pecho. Entre estos están el atenolol, metoprolol, amlodipine, diltiazem y nifedipine. Si el problema del paso de la sangre por las arterias está siendo causado por placas de colesterol que se han ido acumulando, es necesario que tomes algún medicamento que ayude a controlar los niveles de colesterol como la simvastatina o atorvastatina.

Además de tomar medicamentos, es necesario realizar cambios en tu estilo de vida. Debes disminuir el nivel de estrés, controlar la presión sanguínea y el colesterol, realizar actividades físicas por 40 minutos de 3-4 veces en semana, mantener un peso saludable, controlar la ingesta de alcohol y dejar de fumar.

Recuerda escribirme a estureceta@gmail.com para aclarar dudas o sugerir temas de interés. Hasta la próxima.