Estudiantes de Intermedia de Tallaboa Alta realizan fería agrícola y pintan mural

Por Eduardo L. Questell Rodríguez

@elquestell

Fotos por Tony Zayas

redaccion@esnoticiapr.com

 

PEÑUELAS – Como parte de su «Proyect Based Learning» (PBL) que comenzó en agosto del año pasado, los estudiantes de sexto a octavo grado de la Escuela Intermedia de Tallaboa Alta en el Valle de los Flamboyanes, realizaron una feria agrícola -en la mañana del miércoles-, ya que como parte del proyecto la escuela está completamente sumida en la agricultura a través de huertos caseros.

En el plantel escolar hoy el ambiente era de fiesta para grandes y chicos, mientras estudiantes y maestros orgullosamente mostraban los frutos de su trabajo al haber cultivado la tierra. Allí hoy se mostraban los huertos de ají dulce, pimiento criollo, pimiento morrón, cilantrillo, culantro, perejil, orégano brujo, gandules, tomate, calabaza, albahaca, lechosa, berenjenas, cebollines, fresas, alumbre y varias plantas medicinales. Precisamente la cosecha que han recogido los estudiantes hoy estaba a la venta, los fondos serán utilizados para regalarles un «pizza party» y el mantenimiento de los cultivos.

Sin embargo hace cuatro días, además de ese núcleo de 145 alumnos y 21 facultativos dirigidos por el profesor Humberto Báez, invadió el plantel una persona que vino a traer color y vida, el profesor Antonio Sierra. Este profesor de artes visuales que normalmente labora en una escuela de Santa Isabel, es peñolano y casualmente estudió en esa misma comunidad escolar, es por eso que siente un compromiso especial con el plantel.

El profesor Sierra quien se dedica también al arte plástico, vio el momento idóneo para reemplazar un viejo mural dedicado al tema de los valores que ya estaba despintado y casi borrado. Mural que él mismo hace al rededor de 4 años había realizado junto a los alumnos de aquel momento. Así que pidió permiso a su directora, la profa. Jeanette López de la escuela primaria Pedro Meléndez Santiago en Santa Isabel, quien no tuvo reparos con el proyecto otorgándole su visto bueno y de ahí partió todo.

(Foto suministrada)

«Le sometí la propuesta al director que la vio con buenos ojos y la llevó a Home Depot, allí se la aprobaron y comenzamos a darle forma al proyecto. Nos reunimos con los estudiantes y los padres y sacamos el concepto del mural, «Edificando una conciencia ecológica, biodiversa y sostenible». Esto ha durado cuatro días, el primero todo relacionado a la información y preparación, segundo raspar y pintar, tercero pintar y el cuarto ya estamos dándole los toques finales», enumeró Sierra.

«Esto sale de mi voluntariamente porque quiero devolverle a mi gente de Peñuelas, dar de lo que aprendí, en estas cosas creo que los peñolanos y la juventud debe tener prioridad. Pero sobretodo es mi pasión el dirigir al estudiante a pensar en grande y desarrollar sus talentos, es bueno motivar a los muchachos», aseguró el profesor de artes visuales.

El mural se realiza para reemplazar el anterior, ofreciéndole la oportunidad al mismo artista de cambiarlo. La imagen contiene elementos de productos cosechados en la zona, como tomates, calabazas, chinas, plátanos y guineos sobre montañas verdes. Por el lado derecho, se asoma se asoma el gran brazo del agricultor o agricultora esparciendo sus semillas en un terreno fértil. El fondo del cielo es amarillo del Sol caliente caribeño.

Algunos de los jóvenes que participaron del mural fueron Yiovaniel Echevarría, Abdiel Vázquez, Marializ Estrada, los tres de 6to grado, Alanys Maldonado de 7mo y Nicole Caraballo, Roshell Cardona, Yeiron Sánchez y Yadeliz Segarra, todos de 8vo grado.

«Los estudiantes lo han hecho todo, en agosto aquí no había nada, tienen sus huertos y hasta área de polinización. La idea del mural les encantó, por eso tengo que agradecerle al profesor Sierra. Los alumnos tuvieron que hacer la investigación de cada uno de los productos para luego ser asignados por huerto. Primero estudiaron y luego aplicaron los conocimientos», explicó el director Báez.

Finalmente la profesora Arroyo nos dio detalles del huerto de las plantas medicinales.

«Nuestro huerto es en la parte de abajo de la escuela que es un área inundable. Para remediar eso, usamos un cajón de madera elevado en bloques, un estudiante nos trajo tierra de su finca en Guánica y manos a la obra. De nuestros productos creamos jugo de limón con jengibre y sábila (aloe vera) que además de que sirve para remediar un sinnúmero de condiciones de salud, a los estudiantes les gustó. Una nena hasta me hizo un shampoo orgánico y entre los demás creamos unas pomadas para ungüento. Ellos mismos se organizaron para las tareas y ya esto corría solo», concluyó visiblemente entusiasmada.

Vea la fotogalería

 

(Foto suministrada)