Exhortan a estar atentos al fraude

La explotación financiera es uno de los crímenes más comunes que cometen contra los adultos mayores, al igual que el maltrato físico y el emocional.

Por Carmen Delia Sánchez Salgado

Procuradora de las Personas de Edad Avanzada

La realidad del Puerto Rico de hoy es convulsa en materia social y económica.

Como Procuradora de las Personas de Edad Avanzada, me preocupa que los titulares mediáticos, continúen destacando un aumento de incidencias de crímenes contra la población de edad avanzada.

Esos crímenes van desde el maltrato físico y emocional, hasta la modalidad de explotación financiera.

Lamentablemente en la mayoría de los casos, el o la perpetradora contra un adulto mayor es un miembro de su familia. Esos son los casos más difíciles de prevenir porque media el sentimiento de la persona de edad avanzada.

Mi exhortación es a que si se siente abusado por un familiar, ya sea física, emocional o financieramente, lo comparta con otro familiar o un vecino, que a su vez pueda alertar a las autoridades.

En nuestra Oficina, las Procuradurías de Protección y Defensa y de Educación, se mantienen constantemente gestionando, a través de los administradores de los Centros de Actividades y Servicios Múltiples y otras instituciones, que se ventile la información que deben conocer los adultos mayores  sobre las medidas de seguridad en el hogar, la calle, en el auto y en gestiones bancarias.

El o la adulta mayor que sienta que está siendo explotado financieramente puede comunicarse a nuestra Oficina al (787) 721-6121 y allí lo orientamos sobre lo que puede hacer para ejercer su derecho a vivir en paz y libre de violencia.

Consejos para prevenir la explotación financiera:

  • No prestar tarjetas de banco (débito y/o crédito).
  • No permitir que nadie firme Hojas de Depósito ni Retiro a su nombre.
  • No utilizar como PIN fecha de nacimiento, número de casa, ni tablilla.
  • No proveer el número secreto de ATH y/o tarjetas de crédito.
  • De ser posible, ir a la ATH junto a familiares o personas de confianza.
  • De ser posible, guarde sus pertenencias o documentos valiosos, en cajas de depósito disponibles en los bancos.
  • Evite tener la tarjeta de Seguro Social en su cartera.
  • Evite guardar en su casa o tener consigo grandes cantidades de dinero.
  • Evite darle dinero a extraños que le ofrezcan a cambio una ganancia que usted no tiene forma de corroborar su autenticidad.

 

Deja un comentario

*