FDA recomienda no usar tiras reactivas de segunda mano

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El uso de un glucómetro o medidor de glucosa para vigilar y controlar el nivel de azúcar en la sangre es parte de la vida diaria de miles de diabético por lo que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) alertó a no usar tiras reactivas de segunda mano.

Estas tiras de segunda mano, que no son otra cosa que tiras sin usar de otras personas, pueden venderse a precios más bajos en comparación con las nuevas. Técnicamente, es legal que las personas revendan sus tiras reactivas sin usar, pero la FDA no recomienda que las compren o las revendan.

Las tiras de segunda mano pueden arrojar resultados incorrectos, y puede que no sea seguro usarlas con su dispositivo, informó la FDA.

  • Si compra tiras de segunda mano, es difícil saber si fueron guardadas de manera adecuada para ofrecer un resultado preciso. Además, podrían haber caducado.
  • Las ampolletas o frasco de las tiras reactivas que han sido abiertas por otra persona pueden presentar pequeñas cantidades de sangre, poniéndolo en riesgo de contraer una infección. 
  • Además, es posible que las tiras de segunda mano no hayan sido autorizadas por la FDA para su venta en los Estados Unidos (si las instrucciones no están en inglés o si las tiras se ven diferentes de las de otras de la misma marca, eso puede ser una señal de que las tiras no son seguras).

La FDA recomendó que compre ampolletas de tiras reactivas sin abrir y diseñadas para su medidor de glucosa, y no tiras de segunda mano.

 

7 medidas de seguridad sobre los medidores de glucosa y las tiras reactivas:

1.     Siga las instrucciones con atención. Los glucómetros y las tiras reactivas se venden con instrucciones de uso.

2.     Pídale a un prestador de servicios de salud que lo observe mientras se hace usted mismo la prueba. Él o ella pueden decirle si está usando el dispositivo de la manera correcta.

3.     Haga verificaciones de control de calidad del dispositivo. Pruebe su medidor periódicamente con una solución de control para asegurarse de que estén funcionando correctamente.

4.     Entienda la información de la pantalla del medidor. Asegúrese de saber cómo indica su medidor los valores de glucosa altos y bajos.

5.     Conozca cuál sitio de prueba ofrece los resultados más precisos. Las lecturas tomadas de otras zonas del cuerpo pueden no ser tan precisas como las tomadas de la yema de los dedos. 

6.     Sepa cuándo y cómo limpiar y desinfectar su medidor de glucosa. Las instrucciones de limpieza y desinfección pueden variar, así que siempre lea y siga las instrucciones del manual.

7.     Sepa cuándo denunciar los problemas que tenga con el dispositivo.

Deja un comentario