Fractura de cadera: pesadilla para el adulto mayor

Uno de los grandes temores al momento de tener una caída es el riesgo de enfrentar una fractura ósea. Entre las fracturas más frecuentes se encuentran la del tobillo, brazo, hombro, muñeca y la más temida la fractura de cadera.

Uno de los grupos más propensos a sufrir caídas  acompañada por  la ruptura de los huesos de la cadera son los envejecientes.  Por tanto, el mero hecho de pensar que sea un traspié puede  costar un desfase en los huesos, se convierte en una pesadilla.

La fractura de los huesos de la cadera suele suceder principalmente en pacientes de 65 años o más.  Esto es debido a que según el cuerpo entra en años la parte interna de los huesos se torna porosa por la pérdida de calcio.

Como dato curioso, las fracturas de cadera son más comunes en mujeres debido a que tienen una masa ósea menor y la pierden de forma rápida, cosa que con los hombres no sucede a un ritmo acelerado.

Por eso, es de suma importancia que las personas dentro de este margen de edad se cuiden y eviten caídas que luego tengan que lamentar.

Estadísticas del National Institute of Health reflejan que las caídas relacionadas a desbalances causan la mitad de la muertes en personas mayores. Un estimado aproximado refleja que suceden unas 300,000 fracturas de cadera al año.

 

Síntomas de posible fractura de cadera:

– Dolor fuerte en la zona pélvica

– Moretones o inflamación en el área de la cadera

– Dolor que no se puede soportar al poner peso corporal sobre la cadera

– Dificultad para caminar

– Posibilidad de que la pierna afectada esté con un giro hacia afuera

 

Es una alta probabilidad que al sufrir una caída de este tipo sea sometido a una cirugía.  Por lo que es, importante acudir a la sala de emergencia para identificar el problema temprano y poder solucionarlo sin tener sufrir mayores complicaciones.

 

Recomendaciones para prevenir este tipo de fractura:

– Actividad física para mantener músculos y huesos saludables.

– No ingerir bebidas alcohólicas ni fumar.

– Aumentar la ingesta de productos que contengan calcio.

– Tomar vitamina D.

– Si su doctor le recomienda utilizar algún equipo para facilitar su movilidad utilícelo.

– Verifique que su hogar cuente con buena iluminación, en el dormitorio, pasillos y los baños. Evite tener en el suelo objetos que puedan provocar caídas; alfombras, cables, etc. Instale pasamanos en su baño.

Nacemos, nos desarrollamos y llegamos a la vejez.  Esta última etapa es para disfrutarla y sentirse pleno.  En el Hospital Damas de Ponce, queremos que se proteja y evite situaciones que  opaquen o trastoquen su calidad de vida.  Contamos con ortopedas expertos y preparados para tratar cualquier emergencia relacionadas a rupturas de huesos.  Para más información, comuníquese al:

Hospital Damas

787-840-8686

www.hospitaldamas.com