Fuera de operación el ‘Alerta Silver’

Por Sandra Caquías Cruz
sandra.caquias@esnoticiapr.com

Nueve familias puertorriqueñas esperan en su hogar a uno de sus viejos desaparecido en algún momento durante los pasados 12 meses sin que aún se conozca su paradero y sin que el Alerta Silver esté en funciones.

Todos ellos son hombres mayores de 64 años que cumplen con el requisito para la activación del Alerta Silver, según las requisitorias de cada uno de esos casos provistas por la Policía.

Aunque en Puerto Rico se aprobó hace siete años la Ley 132, conocida como Ley Habilitadora para implantar el Plan de Alerta Silver, el mensaje para avisar a la ciudadanía no puede ser difundido.

El gobierno no ha establecido un acuerdo con el gobierno federal para utilizar las redes de transmisión que se utilizan cuando se ofrece el Alerta Amber, señaló el teniente José N. Ayala, director de División de Robos a Banco de la Policía.

La ley establece que para dar a conocer esta información se deben seguir las guías del “Emergency Alert Systems” y la “Federal Communications Commission (FCC)”, destacó el teniente Ayala.

“Esto es un acuerdo entre gobiernos, por eso es que (la alerta) no se puede activar”, dijo Ayala.

La población de adultos mayores en Puerto Rico aumenta cada vez más, como también incrementan los diagnósticos de enfermedades cognoscitivas, entre ellas el Alzheimer, una condición que ocasiona la desorientación del que la padece.

La Policía tiene decenas de requisitorias, cantidad que supera el medio centenar, con los rostros de hombres y mujeres de la tercera edad que un día salieron de su hogar y jamás regresaron ni sus familiares conocen su paradero.

El Artículo 5 de la Ley 132 firmada en el 2009, señala que recae en la Policía transmitir una alerta de emergencia al público, en colaboración con los medios de comunicación, para informar a la ciudadanía la desaparición de una persona diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer o demencia.

Luego de un sonido distintivo, la alerta debe leer: “Esta es una Alerta SILVER de una persona desaparecida”.
El Departamento de Transportación y Obras Públicas también tiene responsabilidad con esta alerta. Esta agencia deberá ubicar carteles electrónicos en las vías públicas destinados, primariamente, para la emisión de estas alertas.

Las alertas incluirán información sobre la descripción de la persona, y la dirección del lugar donde último fue visto.

El Alerta Silver solo se activa cuando se certifica que la persona tiene problemas cognoscitivos. Los casos de personas de la tercera edad que son reportadas desaparecidas y no tienen problemas cognoscitivos se mantienen bajo investigación del Cuerpo de Investigaciones Criminales de la Policía, informó el sargento Rosario.

La Policía puede emitir una requisitoria, documento que es enviado a todos los cuarteles y estaciones de Policía, cinco días después de reportase la desaparición.

No obstante, la emisión de una requisitoria tiene que cumplir con una serie de requisitos, entre ellos, el que la familia lo autorice, lo que no siempre ocurre, explicó el sargento.

El Censo de 2010 reveló que en Puerto Rico hay 541,998 personas mayores de 65 años, unos 69,332 de ellos viven en los 12 pueblos sureños en los que circula el semanario Es Noticia. La exposición de motivos de dicha ley señala que para el 2009 habían alrededor de 70,000 personas con diagnóstico de Alzheimer, una enfermedad neurodegenerativa.

Deja un comentario