Generar fondos externos: se le va la vida a la UPRP

 

En marzo de 2019 el presidente de la Universidad de Puerto Rico dio a conocer su propuesta de la consolidación de los recintos. En ese momento recalcó la importancia de que cada recinto “pueda generar ingresos y sean autosuficientes”.

Añadió que “ellos saben que a largo plazo tienen que buscar más ingresos”. De acuerdo con el Dr. Haddock, los recintos pequeños entienden que cada unidad va a crecer o reducirse, o desaparecer, por sus propios esfuerzos.

Estas declaraciones son cruciales para el futuro de la Universidad de Puerto Rico, en especial para los recintos pequeños, los cuales comprenden todos menos Ciencias Médicas, Mayagüez y Río Piedras. En una columna pasada señalé que la vida del recinto de Ponce, como los otros pequeños, está en la generación de propuestas que permitan traer fondos. ¡Solo así se logrará sobrevivir!

Hace falta que los universitarios reconozcan que la vida del recinto dependerá de las iniciativas, acciones, esfuerzos que deben trascender. No puede ser “hacer lo mismo que hasta ahora”.

Me atrevo a recomendar, que tomen pocos días de vacaciones en este verano de 2019 tan crucial. Urge reunirse por departamentos, facultades, programas académicos, para identificar instituciones, empresas y fundaciones, entre otras, que otorguen fondos a través de propuestas e iniciativas innovadoras. Y una vez identificadas… ¡hay que escribir todas las propuestas que se puedan someter!

Un esfuerzo planificado, trabajado por los académicos y técnicos y secretarias…. ¡Por todos! Por que a todos les conviene trabajar para ser autosuficientes, como dice el presidente.

Serán horas y horas de arduo trabajo. Ser innovadores, analíticos, creativos para ver oportunidades y explotar las fortalezas de los recursos físicos y humanos con los que contamos.

Hay mucha gente buena y trabajadora y también empleados y empleadas con el discurso de antaño de “eso no me toca a mí”. Esas actitudes y mentalidades tienen que cambiar. La mayor motivación: ¡se nos va la vida! La vida, la existencia de la Universidad de Puerto Rico en Ponce.

Por otra parte, la oficina de recursos externos y el personal que trabaja allí (dos empleados creo), deberá ser protagónico en esta nueva etapa del recinto … ¡que debe luchar, trabajar y esforzarse al máximo por sobrevivir! Se trata de eso: de la vida del recinto. No hay opción.

Recuerdo que hace varios años trabajamos (tres compañeros y la que escribe), una propuesta para atraer más mujeres para estudiar en el programa de Computadoras. La terminamos de redactar con la ilusión de que estaba muy bien preparada. Muchas horas y horas de trabajo, hasta tarde, desde muy temprano en las mañanas. El recinto se quedaba vacío… y nosotros trabajando muy motivados …Todavía hoy no sabemos porque no se envió.

Confieso que lloré de coraje y de impotencia. Mis compañeros sorprendidos quedaron desmotivados…. Desgraciadamente esa gestión debía ser completada por la oficina de recursos externos…. la que hoy será esencial en esta etapa tan retante. Debe haber cambios, , de posturas, de actitudes, más personal …. es inevitable. Se le va la vida al recinto…

¡Hasta la próxima! Pueden comunicarse a empresasymercados@gmail.com