Gobernador advierte a proveedores de salud

Por CyberNews

 

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares advirtió -el martes- a los proveedores de servicios de salud que podrían quedar fuera si de alguna forma afectan a los pacientes del Plan Vital.

“Que quede bien claro, grupo que se ponga guapo para evitar que nuestros ciudadanos tengan acceso a la salud,  grupo que no va a tener espacio de cara hacia el futuro para proveer ese seguro de salud a sus pacientes”, dijo el Mandatario en conferencia de prensa.

Rosselló Nevares insistió en que los problemas reportados sobre el Plan Vital responden a los cambios hechos al sistema de servicio de salud.

La senadora del Partido Popular Democrático (PPD), Rossana López León, denunció lo que catalogó como el colapso del Pan Vital del Gobierno de Puerto Rico. Entre los puntos que denunció la senadora están:

  • menos personas elegibles en el Plan de Salud del Gobierno
  • Vital paga más dinero en primas a las aseguradoras
  • reducción de un 30% de las tarifas a los laboratorios clínicos, centros radiológicos y farmacias.

“Datos oficiales de la Oficina de Medicaid en Puerto Rico demuestran una reducción de 10% en la cantidad de personas que participaban del plan de salud, en los últimos cuatro años un total de 159,723 personas perdieron su cubierta de beneficios en Puerto Rico. Al presente no hay explicación oficial que justifique esta merma a pesar de que el costo es mayor que cuando eran más los elegibles”, señaló López León en conferencia de prensa.

La Senadora alertó que, “el plan Vital se estaba quedando sin signos vitales”. Actualmente, según dijo, cerca de una decena de organizaciones que representan a diversos tipos de proveedores de servicios de salud han levantado su voz para denunciar el escaso acceso a los servicios de salud. Se ha notado una reducción significativa en la cantidad de pacientes que atienden los laboratorios y centros radiológicos.

Este es el caso de la Asociación de Laboratorios Clínicos, esta organización alertó que, “el nuevo modelo de salud del gobierno interrumpió la continuidad del servicio, y es obvio que los pacientes con condiciones crónicas no están recibiendo los servicios que necesitan. Otros problemas que impactan el cuidado médico es la gran confusión de parte de los pacientes y proveedores que existen a 45 días de su implementación. También hay problemas de acceso a especialistas y subespecialistas ya que las aseguradoras están acaparando ciertas especialidades con contratos de exclusividad para evitar que otras cumplan con la contratación mínima de proveedores. Nuevamente poniendo en riesgo la salud de los pacientes con necesidades especiales. Para algunas especialidades las citas son de tres meses en adelante; las condiciones médicas de las personas no pueden esperar tanto sin consecuencias en su calidad de vida y salud”.

El grupo además denunció que, el gobierno federal ha detenido la entrega de parte de los fondos asignados por el Congreso a consecuencia del huracán María.  De los 4,800 millones de dólares aprobados hay 1,200 millones de dólares que no serán entregados por el incumplimiento de parte de ASES de tener un sistema para la prevención del fraude y abuso, y de manejo de programa de Medicaid.

“El Departamento de Salud Federal no confía en el gobierno de Puerto Rico para manejo de asignaciones por reconocer que ASES es incapaz de fiscalizar el uso de los fondos, existe total falta de transparencia en la administración de estos y sobre todo no existe “accountability”, no se rinden cuentas”, añadió.

“En términos de transparencia, son muchos los cuestionamientos por la ausencia de fiscalización administrativa y clínica. Son varias las citaciones de parte del Departamento de Salud Federal que no han sido resueltas ni hay la intención genuina de cumplir con sus requerimientos. La falta de auditorías y validación de la data de utilización hacen los estudios actuariales de ASES totalmente inútiles.  Peor aún, ASES entró a negociar con las aseguradoras una cubierta diferente a la anterior con un estudio actuarial basado en el modelo anterior y sin validación de los datos. ASES terminó negociando 37 diferentes cubiertas, cada una con un costo diferente. De esta manera ASES condujo sus negociaciones utilizando supuestos actuariales erróneos. Además, ASES permitió que las aseguradoras cometieran confabulación (“collusion”) entre ellas para imponer sus primas y presionar a ASES a aceptar sus términos”, señaló la exprocuradora de Personas de Edad Avanzada.

Por su parte, la Asociación de Laboratorios Clínicos expresó que, “el fracaso de este modelo junto a la falta de fondos federales como consecuencia de la incapacidad y falta de transparencia de ASES y de la actual administración causará el colapso del Plan de Salud del Gobierno, el cual arrastrará a todo el sistema de salud. Cabe señalar que la infraestructura de salud se desarrolló bajo el concepto de proveer servicios a la mitad de la población cubierta por la Reforma de Salud. Ahora sin esa población, las reducciones en la utilización y en las tarifas por los servicios, forman la tormenta perfecta para hacer colapsar nuestro sistema; el sistema de salud que todos usamos y del cual dependen nuestras vidas”.

“Nuestro sistema de salud colapsará pronto, tan pronto como en enero o febrero por la falta de fondos y la mala utilización de los mismos. Y ante esta crisis se han aglutinado las aseguradoras dirigidas por la ASES para formar un “collusion” en el mercado. Hasta ahora los hemos visto limitando el acceso a servicios, redujeron el  30 por ciento de las tarifas de Medicare en el éxodo más grande de proveedores, porque las aseguradoras cerraron las redes y los conflictos de interés de aseguradoras con relaciones financieras en negocios de hospital, laboratorio, así como los miembros de la Junta de Control Fiscal que tienen negocios en el campo de la salud, entre otras razones”, concluyó López León.