Gobernador insiste en llamado al Congreso

Por CyberNews

 

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares volvió a escribir a los líderes de la mayoría y minoría del Senado y la Cámara federal para solicitar la inclusión de enmiendas relacionadas al código contributivo que garanticen el trato igual a los ciudadanos americanos residentes en Puerto Rico.

“Entendemos que puede haber esfuerzos por parte de líderes congresionales, quienes están dedicados a ayudar a reconstruir a Puerto Rico, para incluir disposiciones en el proyecto de ley de ayuda suplementaria de emergencia, que adelanten y no perjudiquen la capacidad de Puerto Rico para recuperarse económicamente. Exhorto con firmeza al Congreso a que no pierda la oportunidad de incluir las enmiendas al impuesto a la erosión base que hemos planteado”, indicó el Mandatario en un comunicado de prensa.

Reiteró que el propio Congreso promulgó la Ley PROMESA para asegurar el desarrollo económico y la estabilidad fiscal, pero con el trato desigual a Puerto Rico en la reforma contributiva federal se entorpece ese objetivo.

Indicó que la Cámara de Representantes de los Estados Unidos informó la designación de $81 mil millones para el paquete de ayuda suplementaria que permitirá que Puerto Rico, Islas Vírgenes, Texas, Florida, California y Luisiana puedan recuperarse de los desastres naturales.

Aunque no es muy común, la legislación para recuperación de desastres incluyó enmiendas para integrar las zonas de oportunidad para Puerto Rico, por lo que hay oportunidad de que se consideren otras enmiendas de índole contributivo.

Rosselló Nevares agregó que “el trato doméstico para Puerto Rico en las disposiciones del impuesto a la erosión base no sería inconsistente con los objetivos del proyecto de ley de la reforma contributiva, sería más bien consistentes al tratar a Puerto Rico de forma doméstica debido a que los fabricantes operan en suelo estadounidense donde aplican reglamentaciones ambientales y laborales federales”.

Aunque el primer ejecutivo reconoció que el paquete de ayuda suplementaria es un avance, advirtió que la medida no atiende las necesidades de Puerto Rico en Medicaid, y no cuenta con la cantidad suficiente de fondos para atender la recuperación.

Además, la medida tiene otros aspectos de política pública en el lenguaje que dificulta su apoyo, señaló.

La carta fue dirigida a Mitch McConnell, líder de la mayoría del Senado federal; Paul Ryan, speaker de la Cámara de Representantes federal; así como a los líderes de la minoría Charles Schumer, del Senado federal; y Nancy Pelosi, de la Cámara de Representantes federal.

El sábado pasado el primer ejecutivo envió otra carta a todos los miembros del Congreso para reiterar la urgencia de que la Isla fuera tratada de manera justa y equitativa en la ayuda suplementaria para desastres. En la misiva, Rosselló Nevares destacó que “ningún gobernador debe verse en la posición de tener que negar la esperanza después de un desastre catastrófico debido a la inacción del Congreso”.

El primer mandatario reconoció que el pedido de ayuda para recuperación de desastre es significativo y demanda rendición de cuentas.

“Si bien hemos demostrado un excelente nivel de resistencia, paciencia y voluntad, necesitamos la ayuda del Congreso para recuperarnos por completo. El destino final de nuestra Isla y nuestra comunidad descansa en gran medida en sus manos”, sostuvo el gobernador Rosselló Nevares en la carta enviada el pasado fin de semana.

Carta Rossello