Gobernador rehusa renunciar al cargo

 

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares se dirigió esta tarde -domingo- a los puertorriqueños en un mensaje de poco más de tres minutos y en el que reiteró que no abandonará el cargo.

Rosselló Nevares, quien juramentó a la gobernación en enero de 2017, informó que no buscará la reelección y que renunciaba a la presidencia del Partido Nuevo Progresista (PNP).

El Gobernador aprovechó para darle la bienvenida al proceso que comenzó la Legislatura sobre el chat en el que el mandatario se burla de diversas personas y junto a un grupo de sus allegados confabulaban para beneficiarse con la gestión pública. La investigación es el inicio de un posible proceso de residenciamiento del mandatario.

No obstante, durante el mensaje, Rosselló Nevares expresó que buscaba «entregar (el mandato) a mi sucesor o sucesora, electo democráticamente«. 

 

Mensaje del gobernador Ricardo Rosselló Nevares:  

Hoy me dirijo a ustedes llevado por el más profundo respeto a la democracia.

Un sector significativo de la población se manifiesta desde hace días. Soy consciente de la insatisfacción y el malestar que sienten. Su derecho a expresarse siempre será salvaguardado por nuestra Constitución.

A cada puertorriqueño y a cada puertorriqueña, los he escuchado y los escucho hoy.

He cometido errores y me he disculpado. Soy un hombre de bien que tiene un gran amor por mi isla y por todos.

Desde que comencé mi trayectoria para dirigir los destinos del pueblo, ante el panorama fiscal y económico más desgarrador, ante una Junta de Supervisión Fiscal y ante los embates del huracán más destructivo en la historia moderna de los Estados Unidos, me he entregado en cuerpo, espíritu y entendimiento.

Junto a mi familia, hemos dado el todo por el todo para cumplir con esta gran encomienda.

Hoy tengo la gran responsabilidad de dirigir mis fuerzas y las de mi administración, a continuar buscando alternativas y herramientas para que, unidos y ante la conciencia y voluntad de Dios, seamos capaces de dirigir a nuestra isla, a alcanzar la excelencia en una mejor convivencia como sociedad, como familias y como ciudadanos.

A pesar de todo, reconozco que disculparme no es suficiente, solo mi trabajo ayudará a restaurar la confianza de estos sectores y encaminar una verdadera reconciliación.

Ante este escenario, les anuncio que no iré a la reelección como gobernador en el próximo año.

Además, estoy renunciando a la presidencia del Partido Nuevo Progresista.

Por último, debo ser respetuoso del orden constitucional y le doy la bienvenida al proceso comenzado por la Asamblea Legislativa, el cual enfrentaré con toda la verdad, fuerza y de manera responsable.

La prioridad debe ser el pueblo de Puerto Rico, por tanto, todo mi tiempo debe estar destinado a cumplir con las responsabilidades que como gobernador asumí.

Dejé a un lado cualquier interés personal, al desistir de mi aspiración a la reelección para la gobernación el próximo año.

Al mismo tiempo, la rama ejecutiva seguirá trabajando para garantizar que todas las operaciones del gobierno continúe prestando servicios a la ciudadanía y se continúe ejecutando los múltiples proyectos encaminados a mejorar la calidad de vida de nuestras familias.

Corresponde ahora, en los meses que quedan, continuar el trabajo que se me confiado y en entregar a mi sucesor o sucesora, electo democráticamente, un gobierno con indicadores económicos positivos. Enfocado en salir de la crisis económica y social que llevamos por años.

El pueblo puertorriqueño ha demostrado ser respetuosos de la ley y el orden y valora esto por encima de caos y el desgobierno.

Le pedimos a Dios que continúe bendiciendo a cada hijo y cada hija de esta tierra y nos de la salud y energía de alcanzar nuestra patria y alcanzar las mayores aspiraciones de nuestro pueblo».