Gobernador truena contra la Junta de Supervisión Fiscal

En la misiva, José Carrión III le recordó al gobernador Ricardo Rosselló que la Junta de Supervisión Fiscal tiene que aprobar reglas, reglamentos u órdenes ejecutivas antes de ser implantados. (Archivo)

Por CyberNews

 

ARECIBO.- El gobernador Ricardo Rosselló Nevares refutó el regaño que le propinó el presidente de la Junta federal de Control Fiscal (JCF), José Carrión III de incumplir con las estipulaciones para que el gobierno le envíe los proyectos de ley y ordenes ejecutivas para su evaluación antes que sean aprobadas y firmadas.

“Hablan de incumplimiento pero, suenan el fotuto de incumplimiento cuando le conviene… Yo le digo a la Junta que hagan su trabajo, pero poner trabas operacionales… ese no es su trabajo. Yo les digo que se miren en un espejo”

Ricardo Rosselló

Gobernador

El presidente de la Junta federal de Control Fiscal, José Carrión, tercero, envió una carta al gobernador Ricardo Rosselló Nevares en el que le solicitó que corrija y cumpla con los reglamentos establecidos bajo la ley federal PROMESA.

“Le escribimos para informarle que durante los últimos meses y en múltiples áreas, el Gobierno no siempre ha cumplido con sus obligaciones en virtud de PROMESA. Nos gustaría rectificar esta situación de manera cooperativa lo antes posible”, indicó Carrión en la misiva.

Carrión explicó en la carta que el 6 de agosto de 2018, la Junta adoptó una política sobre normas, reglamentos y órdenes (la “Política”). Como se establece claramente en la Política y como se establece en la Sección 204 (b) (4), la Junta estableció una política para exigir la aprobación previa de ciertas “reglas [s], reglamentos [s] u órdenes ejecutivas de la Junta] propuesto para ser emitido por el Gobernador (o el jefe de cualquier departamento o agencia del gobierno territorial “para garantizar que” no son incompatibles con el Plan Fiscal aprobado.

“La Política se aplica a cualquier” orden ejecutiva que se emita en relación con con o que se refiere a la asignación de derechos del Commonwealth (que incluye los poderes ejecutivo, legislativo y judicial del gobierno) o cualquier instrumento cubierto, “incluyendo, sin limitación, cualquier orden ejecutiva relacionada con la” compensación o beneficios de los empleados “. El propósito de la Política y 204 b) (4) es otorgar a la Junta de Supervisión la capacidad de hacer cumplir el cumplimiento del gobierno con el Plan Fiscal certificado.

“En consecuencia, todas las reglas, reglamentos, órdenes administrativas y órdenes ejecutivas deben cumplir con la Política, lo que significa que deben presentarse a la Junta de Supervisión “antes de su emisión” para nuestra “aprobación previa”. Todas las leyes deben enviarse a la Junta de Supervisión, acompañadas de una estimación formal y certificación, dentro de los siete días hábiles de la promulgación. Y todas las entidades cubiertas deben presentar oportunamente, informes completos de la Sección 203 (a) cada trimestre fiscal. Como ustedes saben, estos mandatos en PROMESA no son opcionales. La Junta de Supervisión le solicita que cumpla con cada uno de ellos de manera inmediata para que la Junta de Supervisión no tenga que tomar medidas para hacer cumplir el cumplimiento”, sostuvo Carrión III.