Gobierno se prepara para la temporada de huracanes

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El Departamento de Seguridad Pública (DSP) informó que todo el componente de la seguridad de la Isla continúa preparándose para la próxima temporada de huracanes que comienza el 1ero de junio, luego de un evento meteorológico sin precedentes.

“A raíz del paso del huracán María, hemos entendido que la temporada de huracanes requiere que nuestros planes de emergencia establezcan medidas adicionales para paliar los efectos de los fenómenos atmosféricos y que cuenten con el apoyo de todos los sectores de la sociedad de forma tal que haya una respuesta coordinada y comprehensiva. Con estos esfuerzos, buscamos reducir el tiempo de respuesta ante estos fenómenos y cuanto nos toma volver a la normalidad”, comunicó el gobernador Ricardo Rosselló, quien intervino en la rueda de prensa por medio de una vídeo conferencia desde San Francisco, California.

Dentro de los cambios que se han implementado, a partir de las experiencias vividas con el huracán María, está el que el plan doméstico familiar contemple abastos de suministros —agua, alimentos, medicinas, combustible y cualquier elemento necesario—  para subsistir durante 10 días sin depender de alguna ayuda gubernamental o federal, cuando antes del huracán María la recomendación era para un máximo de tres días. Así mismo, la realización de un análisis de las necesidades apremiantes para anticipar planes de acción de acuerdo a cada necesidad.

Igualmente, se han realizado reuniones y acercamientos con varios representantes de la empresa privada —ferreteros, representante de la industria de alimentos, combustible, telecomunicaciones, transportistas, entre otros— para que sean parte del Centro de Operaciones del Gobierno (COE) para así ser más eficientes en la coordinación de los servicios, y para escuchar las dificultades que enfrentaron durante el momento más crítico de la emergencia del huracán María.

De otro lado, el Negociado para el Manejo de Emergencia y Administración de Desastres (NMEAD) trabaja de la mano con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) en la actualización y revisión de los planes de emergencia del Gobierno y de las agencias primarias en una respuesta de emergencia considerando el nivel catastrófico.

“Desde los pasados meses hemos trabajado arduamente en todo lo relacionado con la actualización de los planes de emergencia del Gobierno y de las agencias primarias de respuesta ante una eventualidad para que contemplen el nivel catastrófico, todo según la experiencia vivida con el huracán María. Además, hemos sostenido múltiples reuniones con la empresa privada, organizaciones comunitarias y de base de fe, con entidades gubernamentales y no gubernamentales para que cuando se tenga que activar el Centro de Operaciones de Emergencias del Gobierno estemos todos integrados y coordinados con cada representante de cada sector crucial en la etapa de respuesta para dirigir las ayudas de una manera más coordinada, eficiente y rápida”, manifestó el comisionado interino de NMEAD, Carlos Acevedo Caballero.

Acevedo Caballero insistió en la importancia de desarrollar un plan doméstico familiar, considerando cada necesidad de cada miembro de la familia. “Es sumamente importante que en cada hogar se realice un análisis profundo de las necesidad reales para que cuando nos enfrentemos a una emergencia a nivel catastrófico cada persona pueda permanecer por al menos 10 días con los abastos necesarios”, recalcó Acevedo Caballero.

Por otra parte, a pesar de que aún la Isla se encuentra en el proceso de recuperación del huracán María, todo el proceso de preparación de los planes de emergencia para eventos futuros han estado coordinados y elaborados de la mano de FEMA.

“FEMA es un elemento crucial en cuanto a emergencias y desastres se refiere, con lo cual luego del paso del huracán María trabajamos en conjunto para mantener la ayuda necesaria para las comunidades e implementar los cambios necesarios para que nuestro sistema sea uno más resiliente para los posibles eventos futuros”, indicó el secretario del DSP, Héctor M. Pesquera.

Por su parte, el representante de FEMA a cargo de la preparación para eventos futuros, Alejandro de la Campa, puntualizó en los esfuerzos conjuntos de preparación para la nueva temporada de huracanes.

“FEMA sigue apoyando a los afectados por ambos huracanes, mientras nos preparamos a través de talleres de capacitación, ejercicios y la revisión de los planes de emergencia en todos los niveles incluyendo los municipios, el gobierno estatal y el federal. A partir de las lecciones aprendidas tras el paso de los huracanes Irma y María, ajustamos nuestros esfuerzos de preparación a la situación de las comunidades en Puerto Rico.  Todos necesitamos estar bien preparados y que los individuos, familias, comunidades y el sector privado se preparen con los recursos que tenemos disponibles”, expresó de la Campa.

De otro lado, la presidenta de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones (JRT), Sandra Torres, se unió al mensaje de preparación apuntando a que la red de comunicaciones fue un elemento crucial en el momento de la emergencia del huracán María, por lo que se continúan los esfuerzos para mantener una red robusta para eventos futuros.

“Con el paso del huracán María constatamos que el sistema de telecomunicaciones constituye un servicio esencial y quedó demostrado con las fallas que experimentamos cuando colapsaron las comunicaciones y no se pudieron realizar las transacciones bancarias, las compras, entre otras gestiones importantes. Ahora la tarea ha sido mantener la comunicación con todos los representantes de las comunicaciones para trabajar en mejorar las capacidades de la red. A esos efectos el gobernador Ricardo Rosselló firmó la Ley 5 (Ley de Telecomunicaciones como Servicio Esencial), haciendo de las telecomunicaciones un servicio esencial y ordenando a las agencias la coordinación necesaria para la restauración del servicio en caso de desastres”, sostuvo Torres.

Por otra parte, el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres y FEMA serán los principales educadores en la Convención de Manejo de Emergencias que se celebrará del 29 de mayo al 1ero de junio, donde alcaldes, directores regionales de manejo de emergencias, jefes de agencias y líderes comunitarios podrán asistir a talleres certificados por FEMA y cursos educativos para potenciar las acciones de respuesta en momentos de crisis por emergencias.

La conferencia de prensa del DSP es la primera de una serie de comunicaciones que estarán realizando activamente las agencias primarias ante una respuesta de emergencia para ser enfáticos en la educación de preparación para la temporada de huracanes con los nuevos lineamientos que se aprendieron del huracán María.