Heend realiza desobediencia civil en Recinto de Río Piedras

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiaprc.com

Las acciones de desobediencia civil pacífica de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend) en defensa del convenio colectivo y el plan de retiro, se trasladaron hoy al Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

El acto de desobediencia civil pacífica se manifiesta frente a las portones de la institución en donde miembros de la Heend se ubican en la calle bloqueando el tránsito vehicular, no así el paso peatonal para que no se interrumpan las labores académicas y administrativas.

“La Junta de Control Fiscal, las autoridades universitarias y la administración Rosselló no nos dejan otra salida. Estamos en la calle defendiendo nuestros empleos, los acuerdos logrados en la mesa de negociación y nuestro plan de retiro”, informó el liderato de la Heend.

Dijeron que ayer la Junta de Control Fiscal con su nueva revisión al plan fiscal de la UPR impone más sacrificios a las familias trabajadoras para cuadrar el presupuesto.

“Lo que están cometiendo es una gran injusticia contra nuestras familias trabajadoras. Nuestra matrícula no gana salarios extraordinarios como sí lo hacen las batatas políticas del gobierno de turno y los contratistas de las campaña. Es gente humilde a la que están arrinconando y tratando de empobrecer. Ahora, hablan de despidos y de quitarnos nuestro derecho a la salud con el plan médico. Nuestra respuesta es sencilla: no lo vamos a permitir”, expresó la dirección de la unión.

Mencionaron que para cuadrar la chequera en la UPR solo se está sacrificando a sus empleados y estudiantes. “Aquí no hemos visto medidas de austeridad que impliquen cortar la grasa de contratos y ayudantes, solo nos quitan derechos a los empleados y le aumentan la matrícula al estudiantado para hacer más difícil que los hijos de las familias trabajadoras puedan accede a la educación. Buscan destruir la Universidad para entregarla en pedazos al sector privado”, indicó el liderato de la Heend.