Imparable el robo de cablería en el área sur

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La cablería no deja de ser un atractivo para los ladrones de la región sur del país.

Entre el martes pasado y ayer viernes se reportaron cuatro querellas de hurto de cablería en instalaciones de compañías de telefonía.

El más reciente de esos casos ocurrió la tarde del viernes en el barrio Tijeras, en Juana Díaz. La cablería era propiedad de la compañía Claro, según el informe de la Policía.

El querellante fue identificado como Miguel Godreau, alguien informó que -la tarde del viernes 3 de febrero- alguien cortó y se apropió de 1,120 pies de cable aéreo de 900 pares. La propiedad fue valorada en $2,500.

Pero esa no era la primera querella que Godreau realizaba esta semana por hurto de cable.

El miércoles pasado se querelló a la Policía de que, esta vez en el barrio Guayabal, también en Juana Díaz, alguien se apropió ilegalmente de 1,600 pies de cable pertenecientes a Claro de P.R. La propiedad fue valorada en $6,000, según el informe de la Policía.

No obstante, la querella del robo de cable en el barrio Guayabal coincidió con otra querella por el robo de más cable, esta vez en el barrio Tijeras. Sí, en la misma comunidad en que volvieron a apropiarse de cable el viernes.  

El querellante volvió a ser Miguel Godreau, quien informó que -la tarde del miércoles 1 de febrero- alguien cortó y se apropió de aproximadamente 130 pies de cable aéreo, propiedad de la compañía Claro. El querellante valoró dicha propiedad en $2,500.

Empero, en Juana Díaz no fue donde único se robaron cablería. Otra apropiación ilegal de cablería se reportó -la mañana del martes 31 de enero- en el barrio Quebrada, de Guayanilla, informó la Policía.

El querellante fue identificado por la Policía como Emilio Ortiz, quien denunció que alguien rompió una verja de alambre eslabonado y logró acceso a una antena de comunicaciones donde se apropiaron de cables de cobre y una batería.

La Policía informó que dicha antena da servicios a varias compañías telefónicas, entre ellas AT&T y Claro. La propiedad  que se llevaron fue valorada en $150,000, informó la Policia.

Deja un comentario