Informe confirma trabas que enfrentan los viejos

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Comisión de Salud y la de Bienestar Social y Asuntos de la Familia, ambas del Senado, rindieron el informe final de la Resolución del Senado 203, en el que recomiendan evaluar la Ley Núm. 94 de 22 de 1977, conocida como Ley de Establecimientos para Personas de Edad Avanzada.

El informe también recomienda el que se implemente política pública dirigida a capacitar al personal gubernamental en la integración y buen trato a los adultos mayores, así como crear una política que fomente la recopilación de información referente a los adultos mayores y sus cuidadores.

La medida tenía el objetivo de que realizaran un estudio sobre el impacto del aumento de la población envejecientes en Puerto Rico y cómo se afecta en las áreas de servicios de salud y bienestar social; así como la efectividad de las leyes y reglamentos aplicables a la industria de servicios de cuidado de larga duración para envejecientes.

La investigación, que conllevó un proceso de vistas públicas en el que participaron diversas agencias, encontró:

-Existen varias disposiciones estatutarias que persiguen el propósito de atender la población mayor de 65 años en Puerto Rico.

-El Departamento de la Familia (DF) es la agencia del Gobierno que tiene la responsabilidad de implementar programas dirigidos a la solución o mitigación de los problemas sociales de la Isla.

-El DF es la única agencia facultada para emitir la licencia a los establecimientos que provean cuidado a personas de edad avanzada.

-La Carta de Derechos de las Personas de Edad Avanzada en Puerto Rico, establece coma Política Pública del Gobierno de Puerto Rico: el “proveer, hasta donde sus recursos lo hagan factible, las condiciones adecuadas que promuevan en las personas de edad avanzada el goce de una vida plena y el disfrute de sus derechos naturales, humanos y legales”.

– La población de personas de edad avanzada está en aumento a nivel mundial.  Se estima que los avances tecnológicos, los cambios en los hábitos alimenticios y en el estilo de vida han contribuido a la causa de poder compartir más tiempo junta a nuestros familiares.

-Datos de la Organización Mundial de la Salud, sostienen que entre un 4% y un 6% de personas de edad avanzada a nivel mundial están siendo maltratadas de algún modo en sus hogares.

-El Negociado del Censo estimó en el 2015 que en Puerto Rico había 626,962 personas con 65 años o más. La mencionada cifra, representa un 17.4% de la población total de Puerto Rico. Esta cifra según los estimados del censo aumenta en 20,000 personas cada año.

Entre las agencias que presentaron ponencias se encuentra el Departamento de Salud, quienes recomendaron la creación de una política pública que fomente la recopilación de información referente a los adultos mayores y sus cuidadores, ya que el rápido envejecimiento de la población traerá retos sociales y económicos.

“Esta población consume gran parte del presupuesto en salud, por sus altas prevalencias y/o comorbilidades; particularmente por condiciones crónicas. Es importante desarrollar intervenciones en esta población que estén basadas en la evidencia que sean costo efectivas y que minimicen el impacto en salud en los adultos mayores”, reza el informe.

Por su parte, la Federación de Alcaldes, organismo que agrupa a los alcaldes novoprogresistas, presentó una ponencia en la que propuso el incentivar el empleo de personas de edad avanzada de manera que puedan complementar sus ingresos.

Mientras, el DF propuso reevaluar la Ley 94, del 1977, debido a que resulta necesario atemperarla a la realidad del nivel de vida, salud y dependencia funcional de las personas mayores de 60 años ubicadas en establecimientos de cuidados de larga duración.

El DF también recomendó reexaminar las características de los centros de cuido de personas de edad avanzada y su infraestructura, así coma las cualificaciones del personal que los atiende, como lo son los cuidadores, enfermeras, psicólogos, médicos, trabajadoras sociales.