Inician operación los dispensarios de cannabis

Por Angelique Fragoso Quiñones

angelique.fragoso@esnoticiapr.com

 

Pacientes certificados por el Departamento de Salud para consumir el cannabis medicinal -como parte de un remedio para aliviar los síntomas de sus condiciones crónicas de salud- tienen disponible cinco dispensarios en la zona sur y oeste de la Isla para adquirir sus productos.

Una de las empresas certificadas y licenciadas para vender estos productos abrió localidades en Ponce, Yauco, Santa Isabel, San Germán y Mayagüez.

Aunque el local de Ponce está en un centro comercial, estratégicamente ubicado a pasos de una cadena de farmacias, entrar al mismo no es sencillo.

 

Visita al dispensario

Al momento de acudir a uno de ellos  -para comprar cannabis medicinal- en la entrada tendrá que registrarse e indicar si va para orientarse o a comprar el producto.

Antes de que se le permita la entrada pasará por un detector de metales. Si es menor de 21 años se le negará la entrada automáticamente.

Luego de este primer paso, tendrá acceso a una pequeña sala donde un empleado le orientará  en el caso de que ese sea el motivo de su visita o le pedirá su tarjeta de identificación como paciente autorizado y su firma para permitirle el paso al área de despacho.

Una vez se le autorice el paso a esa área, un empleado certificado le atenderá individualmente y le ayudará a escoger el producto adecuado a usted y según la recomendación de su médico. 

“Se revisa su récord médico, se le hace una entrevista al paciente, se le enseñan todas las opciones y, de acuerdo al análisis y las recomendaciones que le haya dado su médico, sumado a su experiencia previa, es lo que se llevan”, explicó Ciara González Soto, gerente general de B Green Dispensary.

En el caso de este dispensario el paciente tiene cuatro opciones de cannabis: aceite para vaporizar con olor a piña colada o choco-rasberry; tintura en aceite para uso sublingual; lociones para uso externo; y cápsulas.

Cuando un paciente no puede acudir personalmente a comprar el cannabis medicinal, en su lugar puede ir un acompañante que haya obtenido  la licencia que pide el Departamento de Salud (DS) para estos casos.

El Reglamento 8766 de esta agencia establece que el máximo de cannabis que se le puede despachar a un paciente es de 1.5 onzas diarias. Sin embargo, puede optar por llevarse la dosis de 30 días, pero no podrá regresar hasta que pase ese mes.

 

 

Altamente regulado el cannabis

Tanto el cultivo, la manufactura, los laboratorios de control de calidad, los empleados, los médicos, los pacientes y los dispensarios de cannabis medicinal tienen que obtener certificaciones y cumplir regulaciones que establece el Reglamento 8766.

Entre las exigencias se encuentra el que los establecimientos donde se cultive, manufacture o se dispense deben tener vigilancia 24 horas, los 7 días. Esto porque se trata de una sustancia controlada que, de no utilizarse bajo las regulaciones establecidas, se consideraría un delito.

El Reglamento también exige que todo producto de cannabis medicinal que se venda en Puerto Rico tiene que ser cultivado y consumido dentro del País. Prohíbe utilizarlo en lugares públicos y por personas que no estén debidamente registradas.

Deja un comentario

*