Inspeccionan salas de lactancia y señalan fallas

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com
La procuradora de las Mujeres, Lersy Boria Vizcarrondo, realizó una inspección de las salas de lactancia de varias dependencias gubernamentales que en el pasado han demostrado estar en incumplimiento con los estatutos que regulan las condiciones de esta práctica en el lugar de empleo.

“La Oficina de la Procuradora de las Mujeres está determinada a cumplir con lo establecido en la Ley Núm. 20 de 2001, según enmendada, la cual establece la fiscalización para implantar las políticas públicas en las agencias públicas y privadas.  Entre estas leyes se encuentra la Ley Núm. 427 de 16 de diciembre de 2000, según enmendada, “para reglamentar el Período de Lactancia o Extracción de Leche Materna”, expresó la Procuradora de las Mujeres.

Esta ley otorga media (1/2) hora o dos (2) períodos de quince (15) minutos dentro de cada jornada de trabajo a madres trabajadoras que laboren a tiempo completo para lactar o extraerse la leche materna por un período de doce (12) meses a partir del reingreso a sus funciones.

Hace unos meses, la Oficina de la Procuradora de las Mujeres, en conjunto con la Oficina de la Administración del Trabajo y Recursos Humanos (OATRH), realizaron inspecciones oculares en agencias gubernamentales.  Ayer, en una nueva ronda de visitas de fiscalización programadas tanto a entidades públicas como privadas, OPM llegó junto a la senadora Itzamar Peña  a las salas de lactancia del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico y de la Administración de Servicios Generales.

Estas, explicó la Procuradora, son agencias que durante la pasada inspección  se encontraban en proceso de cumplir con lo requerido por las leyes que cobijan a las mujeres y la presentación en áreas públicas de las declaraciones de las políticas públicas.

Durante la inspección realizada a principios de año, la sala de lactancia del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico era utilizada como salón de archivo y la nevera de lactancia era utilizada por los empleados como una nevera de almacenar alimentos. Además, no cumplía con los requisitos de privacidad, seguridad e higiene. Llamó la atención además el incumplimiento con las divulgación de las políticas contra el hostigamiento sexual, discrimen por orientación o género, y contra la violencia doméstica.

Ayer, la mayoría de las deficiencias no habían sido corregidas, lo que resultó inaceptable para la Procuradora de las Mujeres.

“El Instituto de Estadísticas de Puerto Rico ha sido apercibido anteriormente de su incumplimiento, por lo que resulta sumamente problemático que no hayan parecido tomarse la molestia de corregirlas y cumplir con una ley protectora de los derechos de la mujer. El Instituto, y cualquier otra entidad en incumplimiento, se expone una multa de $10,000 y OPM será sumamente estricto en esto”, indicó la licenciada Boria.

En el caso de la Administración de Servicios Generales, la sala de lactancia urgía de reparaciones a principios de año. De igual manera incumplían con las divulgación de las políticas contra el hostigamiento sexual, discrimen por orientación o género, y contra la violencia doméstica. Ayer, bajo la nueva dirección de la ASG, se habían corregido prácticamente todos los señalamientos y el esfuerzo de cumplimiento era visible.

“Todas las dependencias públicas deben tener salas de la lactancia que provean seguridad, privacidad, higiene, ventilación, acceso y una nevera exclusiva para lactancia, entre otros requisitos. La política pública, en concordancia con el Gobernador de Puerto Rico, exige que la Oficina de la Procuradora de las Mujeres vele por estas garantías de dignidad a las madres lactantes. Hago un llamado tanto a las agencias gubernamentales como a la empresa privada a que cumplan con la ley.

A nadie se le ocurriría que un asunto de derechos es algo opcional en nuestro sistema y OPM simplemente no lo permitirá”, sostuvo la funcionaria.