Intentan salvar la oficina de la AEE en Juana Díaz

La oficina de Juana Díaz atiende a 36 mil abonados. (Suministrada)

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Comisión de Desarrollo Integral de la Sur, llevó a cabo una vista pública con el fin de explorar alternativas para evitar el cierre de la oficina comercial de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en el municipio de Juana Díaz.

A la vista compareció Luis Antonio Torres Pérez, de 69 años y residente de la comunidad Galicia por más de 30 años, para oponerse al cierre de esta oficina ya que el municipio está compuesto, en su mayoría, de personas envejecientes cuyos medios de transporte son escasos. Señaló que sus finanzas pudieran verse seriamente afectadas si en efecto tienen que trasladarse hacia Ponce para gestionar servicios tales como cortes, reinstalación u otros que requieran del personal de la AEE.

Incluso, dijo que se les haría cuesta arriba pagar la factura, porque a pesar de que existen alternativas para pagar por teléfono o en entidades como bancos comerciales y cooperativas, “hay personas de mi edad que desconocen cómo trabajan esos sistemas”.

A raíz de ello, solicitó que “se deje sin efecto el cierre de esta sucursal. Quizás otros municipios no hicieron su tarea cuando estaban haciendo este ejercicio de cierre, pero en Juana Díaz la historia es otra. Reconsideren su decisión por el bien del pueblo”, manifestó Torres Pérez.

Esta posición fue apoyada por el reverendo Gerardo Vázquez Muñoz, pastor de la Iglesia de Dios Pentecostal M.I. de la comunidad Guayabal, quien advirtió que el cierre de esta oficina “es un serio atropello a nuestros envejecientes que se verán obligados a tener que ir a otros pueblos para gestionar estos servicios, lo que aumenta sus gastos y afecta su condición económica ya que muchos no tienen la facilidad de transportación para hacer dichas gestiones”.

El deponente también apuntó a que el cierre de esta dependencia, afectaría el movimiento del comercio tradicional en el centro del pueblo, tal y como ha sucedido con el cierre de otras oficinas gubernamentales.

Por su parte, Eduardo Ortiz Laboy, presidente de la Legislatura Municipal de Juana Díaz, tronó contra esta decisión al señalar que “no es propio, ni justo que se propongan alternativas que atentan contra las poblaciones más vulnerables, que se vuelva casi inalcanzable el acceso a los servicios básicos, que en muchas ocasiones representa privarlos del funcionamiento de un equipo médico para prolongar su vida, sin la alternativa de resolver la situación a la mayor brevedad posible”.

También compareció el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER) Ángel Figueroa Jaramillo, quien calificó como “un grave error” el cierre de esta oficina que atiende a 36,000 abonados, no solo de Juana Díaz, sino de Villalba y del barrio Cotto Laurel de Ponce.

Sostuvo que esta dependencia tiene recaudos mensuales de aproximadamente 1.1 millón de dólares y que cada día se realizan entre 350 a 400 transacciones diarias de recaudación de facturas, las cuales se unirán a las ya más de 60,000 que se realizan en la comercial de Ponce Sur, lo que representará un hacinamiento de público y un retraso en los trabajos.

Añadió que en el pasado el alcalde de Juana Díaz, Ramón Hernández Torres, realizó gestiones con la AEE con el fin de buscar facilidades dentro del mismo edificio municipal y así evitar el cierre. “…aunque el municipio logró conseguir el local, lo cierto es que el compromiso por parte del ingeniero José Ortiz no fue honrado”, indicó.

Esta posición fue compartida por la procuradora del ciudadano, Iris Miriam Ruiz Class, que señaló que no se justifica esta decisión ya que la AEE obtiene sus propios ingresos.

Finalmente, la procuradora de las Personas de Edad Avanzada, Carmen Sánchez Salgado, recomendó que se atempere la política pública existente para ayudar a la población envejeciente, de modo que se puedan atender las necesidades de servicios más cercanos a sus hogares.