Intervienen en concesionarios de autos por ocultar precios

Por  CyberNews

 

El Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) realizó -el miércoles- un operativo sorpresa en concesionarios de vehículos de motor para asegurar el cumplimiento de las disposiciones federales y estatales que exigen que cada vehículo tenga una pegatina con información de alto interés para el comprador.

“Estas exigencias de la ley tienen el objetivo de proveer información clara y veraz para el consumidor al momento de hacer una inversión como lo es la compra de un vehículo. No tener esa información como corresponde es privarlo de tener los elementos de juicio necesarios para tomar una decisión inteligente”, expresó Michael Pierluisi, secretario del DACO.

Explicó que, de acuerdo al Reglamento contra Prácticas y Anuncios Engañosos del DACO, la pegatina- conocida como el Monroney Label- debe tener el precio de venta sugerido por el manufacturero, el equipo estándar y opcional del automóvil, información sobre la garantía, motor y transmisión, y rendimiento de millas por galón de combustible, entre otros.

Todo vehículo de motor nuevo debe tener adherido el Monroney Label, así como la etiqueta indicativa del Precio Sugerido de Venta del Departamento de Hacienda. Estos sellos pueden ser removidos únicamente por el Consumidor.

Durante el operativo emitieron 15 avisos de infracción. Varios de ellos incluyeron más de un auto en incumplimiento, por lo que se podría multar al concesionario por cada uno de los vehículos.

El operativo fue realizado por inspectores del DACO en San Juan, Mayagüez y Ponce, en unos 45 concesionarios, y se estará extendiendo próximamente a otras áreas de la Isla, adelantó el funcionario.

“El no tener adherida la etiqueta indicativa del precio sugerido de venta constituye, además, una violación a la reglamentación del Departamento de Hacienda”, explicó Pierluisi.

En el caso del DACO, el primer aviso de infracción conlleva una penalidad de $400, mientras que el segundo es de $800 dólares y el tercero es de $1,200.