Investigación atenderá tema de seguridad en el país y entrada de armas

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Radican tres resoluciones para investigar el transporte de armas en los aeropuertos de Puerto Rico, las razones para la dramática reducción de policías y el impacto de los cierres de cuarteles policíacos para la seguridad de las comunidades de la Isla.

La primera de ellas, la Resolución del Senado 961, tiene el objetivo de evaluar cuál es el protocolo que se sigue cuando se identifica y se interviene con un ciudadano que trae un arma de fuego legal en un vuelo comercial. Según las leyes del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, toda arma debe estar inscrita en un registro que posee la Policía de Puerto Rico.

“La pieza legislativa intenta evaluar sí el protocolo que siguen las líneas aéreas sobre estas armas, cumple con las reglamentaciones estatales y federales.  Además, de examinar el inventario que siguen las autoridades sobre dichas entradas. Es necesario investigar y obtener la información necesaria sobre la seguridad en las áreas de los aeropuertos, torres de control, vigilancia, horas de operación de los mismos, cantidad de empleados y las estadísticas existentes sobre la entrada de armas de fuego en cada uno de los aeropuertos y puertos de Puerto Rico y cómo es el proceso de notificación a la Policía como requiere la Ley”, explicó el Senador Cirilo Tirado Rivera.

En los Estados Unidos, una persona puede obtener legalmente armas de fuego y transportar hasta cinco en el equipaje de un vuelo comercial. “Espero que la Comisión de Seguridad del Senado le de paso a esta investigación de forma apresurada ante la situación de inseguridad que vive el País. Es un asunto apremiante para poder brindarle mayor seguridad a nuestra gente y sacar armas de la calle que pueden entrar legalmente, pero se utilizan para fines ilegales en muchos casos”, sentenció Tirado Rivera.

Las otras dos resoluciones, son la 959 y 960, cuyo objetivo son investigar las razones para los cierres de los cuarteles y su impacto en la seguridad pública en los municipios y para analizar las razones para la merma de uniformados.

“El País merece una explicación seria sobre las razones para los cierres de los cuarteles en los diferentes municipios, zonas policíacas, y las razones empíricas para haber tomado esas determinaciones y más aún, que han hecho con el equipo mueble e inmueble que están adscrito a dichos cuarteles”, explicó el Senador.

De igual forma, aclaró que reconoce los reclamos de los oficiales que día a día arriesgan sus vidas por intentar mantener el orden público, pero es menester del Senado de Puerto Rico, identificar oficialmente las razones para la merma de oficiales y las consecuencias que tiene esta situación en nuestra sociedad.

“El reto es retener los policías, aumentar el reclutamiento, trabajar para mejorar sus pobres condiciones de trabajo, beneficios y compensaciones.  El saldo de esta situación es que en los pasados siete años la cantidad de efectivos de la policía ha mermado de 22,000 a 10,000, lo que es un riesgo mayor a la seguridad del todos los puertorriqueños. Espero acción rápida de mis compañeras de mayoría pues, este asunto trasciende las líneas de partido, es un asunto de país” reitero el Senador.