JCF logra acuerdo con bonitas en busca de poner fin a la quiebra

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Junta de Control Fiscal anunció ayer -domingo- que logró un acuerdo con ciertos bonistas con el que reduciría el monto de los bonos del Gobierno en circulación a menos de $12,000 millones, equivalente a una reducción que ronda un 60%, y de esa forma Puerto Rico saldría de la quiebra a principios del 2020.

Con este acuerdo el servicio de la deuda supuestamente invalida -incluyendo principal e intereses por los próximos 30 años- se reducirá a menos de la mitad: de $43,000 millones a $21,000 millones.

El acuerdo, que en otras palabras es pagar a los bonitas menos de lo que invirtieron, provee un recorte que supera:

  • el 60% de los $35,000 millones en reclamaciones contra el Gobierno.
  • un 36% de reducción para los tenedores de bonos válidos de las obligaciones generales de Puerto Rico.
  • un 27% de reducción a los tenedores de los bonos válidos de la Autoridad de Edificios Públicos, garantizados por el gobierno.

Este acuerdo con los bonistas -según informó la JCF- conjuntamente con el acuerdo de reestructuración de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (COFINA) aprobado en febrero pasado, reduce el servicio máximo a la deuda que se pagaría en años futuros por más de 70%, esto es que en vez de pagar $4,200 millones anuales pagaría menos de $1,500 millones al año.

“Hemos trabajado arduamente en beneficio de los intereses de los residentes de Puerto Rico y estamos contentos de haber alcanzado un acuerdo mutuo con los acreedores, que reduce significativamente la deuda total de Puerto Rico y el de su pago anual”, dijo la directora ejecutiva de la Junta, Natalie Jaresko.

“Fue un proceso de negociación riguroso y estamos confiados en que alcanzamos el mejor acuerdo posible para Puerto Rico y dejar atrás la práctica de estar incurriendo en deudas que eran insostenibles”, indicó en un comunicado de prensa.

La Junta de Supervisión radicará un plan de ajuste para el Gobierno de Puerto Rico ante el Tribunal -que ventila el caso de Título III- durante los próximos 30 días y espera salir de la quiebra a principios del 2020″.

Junta de Control Fiscal – 16 junio de 2019

El acuerdo, según informaron, es un reconocimiento por parte de los bonistas y otros sectores con reclamaciones contra el gobierno de que «la difícil situación financiera que atraviesa Puerto Rico requiere una reducción significativa de su deuda a niveles sostenibles. Este acuerdo es un elemento importante del plan de ajuste que permitirá a Puerto Rico salir de la deuda a principios del año que viene. La Junta de Supervisión espera someter un plan de ajuste para el Gobierno de Puerto Rico durante los próximos 30 días». 

El acuerdo se suma a los realizados la semana pasada con el Comité Oficial de Empleados Retirados (COR) para resolver los $55,000 millones en reclamaciones relacionadas con pensiones; y con varias uniones, en relación con acuerdos de negociación colectiva y beneficios de retiro.

«Estos acuerdos le facilitan a Puerto Rico un camino viable para dejar atrás esta reestructuración y salir del proceso en que nos encontramos bajo el Titulo III de PROMESA», informó el ente federal.

«Los acuerdos con acreedores, con el COR y las uniones es un logro importante para Puerto Rico de cara a un futuro en el que pueda mantener un pago de la deuda sostenible, asegurar pensiones y estabilidad fiscal”, dijo el presidente de la JCF, José Carrión.

“El plan de ajuste del gobierno proveerá confianza a los inversores de que Puerto Rico superó la crisis financiera. La ciudadanía finalmente podrá vivir sin la incertidumbre de una deuda insostenible del gobierno, que afectó negativamente la habilidad de atraer inversiones, generar empleos y crecimiento económico”, señaló.