Jóvenes se educan para enfrentar eventos como María

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

“Para sobrevivir hay que convivir en comunidad”. Ese fue el lema de un taller en el que un grupo de sobre 25 jóvenes expusieron sus experiencias tras el paso del huracán María y la enseñanza que en ellos dejó sobre cómo prepararse mejor para sobrevivir a otros eventos naturales.

Elizabeth Ortiz Ortiz, una de las participantes, describió esta experiencia como un “excelente mecanismo, porque ahora mismo estamos comenzando la temporada de huracanes y eso nos va a ayudar en nuestra comunidad.  Es lo que nos enseñó la convivencia, cómo ayudar a otras personas y a uno mismo, tanto en lo personal, como espiritual, ya que tomamos un taller sobre la parte espiritual. No es sólo lo físico”.

El taller, organizado por el Comité Diálogo Ambiental de Salinas y la Convivencia Ambiental para jóvenes José “Cheo Blanco” Ortiz Agront, de la comunidad Las Mareas, en dicho municipio, fue ofrecido por las estudiantes de la Universidad de Puerto Rico de Río Piedras, Alexandra Rodríguez y Alyssa López, de la organización Taller Social Comunitario.

La experiencia también incluyó un taller de primeros auxilios y práctica de filtración de agua, ofrecido por la Oficina de Manejo de Emergencias de Salinas y uno de los jóvenes participantes se ofreció para enseñar a pescar con cañas.

Otras actividades realizadas durante la semana de convivencia fueron: caminatas en áreas naturales de la comunidad Las Mareas, talleres de artesanía y pintura de camisetas, limpieza de áreas en la comunidad, especialmente en el lugar dónde los jóvenes remozaron un mural que da la bienvenida a la comunidad Las Mareas, guiados por el artista salinense Nelson Sambolín.

La participante Mabette Colón Pérez, de 19 años, describió la experiencia de kajakear cercano a los cayos de Las Mareas como una de las actividades que más aceptación tuvo. “La experiencia fue muy buena. Los chicos tuvieron esas ganas de hacer las cosas, de participar. La mejor actividad fue la corrida de kajaks. Todo el mundo disfrutó, pudimos observar un manatí, luego llegamos a una playa, y allá nos bañamos”.

La presencia de Tuque, el manatí, representó una oportunidad única para explicar lo importante de proteger el hábitat de este mamífero marino, que está en peligro de extinción.

Mientras, la agrónoma Yaminet Rodríguez, portavoz de Diálogo Ambiental, agradeció la colaboración de varias organizaciones y personas para la realización de la Convivencia. “Hay que agradecer a la Iniciativa de Ecodesarrollo de Bahía de Jobos (IDEBAJO), de la cual Diálogo es miembro, al Sierra Club de Puerto Rico, a la Asociación de Pescadores Raúl Maldonado de la Playa de Salinas por el uso de los kajaks, a la Junta Comunitaria del Coquí por el uso de mesas y sillas, y a agricultores que donaron frutas, como Martex Farms.  Resaltamos también la acogida e integración de la comunidad de Las Mareas con muchos jóvenes y varios adultos como Nydia Rosario, Edith Suarez, Ivis Colon y Lydia Rosario, que nos ayudaron en varias facetas de la convivencia”, expresó.