JSF describe como “desafortunados” eventos que suscitaron renuncias en AEE

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Junta de Supervisión Fiscal catalogó como “desafortunados” los eventos que suscitaron el que miembros de la Junta de Directores de la Autoridad de Energía Eléctrica renunciaran hoy a esa corporación pública.

“Los eventos de hoy, que han resultado en un vacío de liderato a los niveles más altos de la gerencia y gobernanza de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) son desafortunados e indebidamente demoran la pronta implantación de la transformación de la AEE”, según declaración escrita.

Cinco de los miembros de la Junta de Gobierno de la AEE renunciaron el jueves, luego que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares les exigiera un ajuste al salario del recién nombrado a principal oficial ejecutivo de la corporación pública, Rafael Díaz Granados.

El Gobernador pidió a los miembros de la Junta de Gobierno que ajustaran el “salario de sacrificio” de $750 mil anuales otorgado a Díaz Granados, o que renunciaran a sus puestos.

“La Junta de Supervisión, la gerencia de la AEE y el equipo fiscal y asesores de la Administración, han trazado una ruta clara para la transformación y rehabilitación financiera de la AEE para el beneficio de Puerto Rico, su economía y los acreedores de la AEE”, señaló la JSF en un documento que no fue firmado.

“Esa ruta está establecida en el Plan Fiscal de la AEE certificado por la Junta de Supervisión. Apego estricto a la implantación de dicho plan fiscal, independientemente de cambios en la gerencia y gobernanza de la AEE, es crucial no solo para alcanzar sus metas y objetivos sino para asegurar el mejor resultado posible del proceso de Título III para el beneficio de la AEE y Puerto Rico”.

“Por lo tanto, la Junta de Supervisión urge pronta atención a la resolución de la presente situación en la AEE para que todos, juntos, podamos seguir hacia adelante con el importante trabajo que tenemos que hacer”.

“La transformación del sector energético es de vital importancia para la recuperación y el desarrollo económico de Puerto Rico”, indicaron.