Junio es el mes de la sobrevivencia de cáncer

 

 

Saludos a todos mis contactos de mi blog de salud, regreso para discutir temas de interés y de concienciación para una comunidad muy querida en Puerto Rico: la comunidad oncológica.

Reconocemos cada mes de Junio, como el mes en donde se celebra mundialmente la presencia y el poder de los sobrevivientes de cáncer y Puerto Rico no es la excepción.

Según el Registro Central de Cáncer en Puerto Rico, se estima que nuestra Isla tiene un total de 61,928 sobrevivientes de cáncer. A medida que el número de sobrevivientes de cáncer aumenta, simultáneamente surge la necesidad de seguir manteniendo informado al sobreviviente y a su cuidador respecto a una mejor atención, adecuada, de calidad y accesible a largo plazo.

La verdad del caso es que, hoy día, todos tenemos un familiar, conocido o compañero que ha sido diagnosticado con esta enfermedad. El cáncer no discrimina por sexo, edad, género ni estrato social.

Todos estamos en riesgo de padecer de esta enfermedad, pero con los testimonios de nuestros sobrevivientes, podemos entender mejor como cada uno de ellos transita su diagnóstico.

El escuchar de cerca las necesidades de los pacientes se convierte en una responsabilidad muy importante a la hora de brindar los servicios comprensivos y centralizados al paciente y a la familia.

No obstante, la educación sigue siendo una pieza clave para  empoderar al sobreviviente acerca de su condición y de las herramientas disponibles para su calidad de vida.

Una herramienta muy útil tanto para el paciente como para el familiar, lo es el plan de sobrevivencia. El plan de sobrevivencia es un documento en el que se recopila todos los detalles de salud del pacientes de una manera organizada y consistente.

Entre estos detalles de salud podemos encontrar el perfil del paciente, nombre de los médicos especialistas, tipo de cáncer, estadio, tamaño del tumor, presencia de metástasis, nombres de los proveedores de salud y centros de tratamientos, y los efectos secundarios y tardíos de los tratamientos activos.

Como parte de recopilar información para este plan de sobrevivencia, es importante tomar en cuenta el cuidado continuo de esta enfermedad y el sobreviviente pueda llevar a cabo las siguientes prácticas en su nueva modalidad de vida, tales como: documentar tipos y fechas al médico que visita, exámenes/pruebas de detección, incorporar estilos de vida saludable, asesoramiento genético de ser necesario, notificar síntomas o efectos secundarios que haya tenido desde que terminó su tratamiento de cáncer.

Tanto el médico especialista como el paciente tienen derecho de buscar este plan de sobrevivencia y discutirlo en perfecta armonía para el beneficio de ambas partes y mejorar la calidad de vida del paciente.

Mantener un archivo personalizado facilita el manejo de información y puede ser un alivio durante el transcurso de su enfermedad. En adición, si el cáncer regresa, tanto el paciente como el equipo multidisciplinario que lo atiende, podrán preparar un tratamiento futuro. Asegúrese de preguntarle a su médico especialista, profesional de la salud o instituciones sin fines de lucro sobre el plan de sobrevivencia.

Recuerda que el vivir saludable es una decisión importante, pero con grandes beneficios a largo plazo para ti y los que te aman. Si conoces algún sobreviviente o cuidador comparte esta información. Te invito a que me escribes dudas o comentarios a: atrevete.vive@gmail.com.

Atrévete a vivir con PLENITUD”.