La historia detrás de la canción

 

En varias ocasiones les he mencionado que detrás de muchas canciones hay una historia para contar.  Desde pequeña, siempre me ha gustado escribir poesías, cuentos, reflexiones entre otras cosas (como “hobby”) por lo que sé, que para escribir hay que dejar correr la imaginación.  Pero el factor inspiración es el punto de partida para toda creatividad artística o literaria.

Así que cuando escuchaba ciertas canciones quedaba impresionada, no solo por el arreglo musical, el estilo del trío o las voces, sino por la profundidad del mensaje. El talento de los compositores es indescriptible y deberíamos preocuparnos más por conocer sus respectivas trayectorias. Pero bueno, eso lo puedo trabajar poco a poco y más adelante.  Hoy les quiero contar de, al menos, cuatro canciones que fueron inspiradas en hechos reales y que son muy conocidas.

En mi Viejo San Juan, una composición de Noel Estrada Suárez que también era cantante y funcionario público, es una canción patriótica que han grabado hasta artistas que no son puertorriqueños como Libertad Lamarque, Javier Solís, Marco Antonio Solís entre otros.  Estrada la compuso para el 1943 porque así se lo pidió su hermano menor Eloy, que estaba sirviendo con el Ejército de los Estados Unidos (durante la segunda guerra mundial), destacado en Panamá.

El soldado quería que Noel compusiera algo que apelara al sentimiento patrio de los militares boricuas que estaban alejados de su bella islita.  El Trío Vegabajeño fue el primero en grabar esta canción que se convirtió en un éxito rápidamente.

El propio Fernandito Álvarez me contó, hace varios años, en la presentación de la producción Palma de Puerto Rico, 100 Canciones Puertorriqueñas, que recibió la canción de manos del autor durante un viaje de avión en el que coincidieron.

Rosa Dormida, es de la autoría de Alexis Brau y cuenta la historia del amor que sentía el compositor por una joven, reflejado a través de una flor que ella le había devuelto y guardó dentro de un libro por mucho tiempo. De hecho, esta joven se convirtió luego en su esposa así que cuando conocí esta parte de la historia me alegré porque tuvo un final feliz.  Esta canción también fue grabada a principios de los 50 por el Trío Vegabajeño.

Boda Gris, es un bolero verídico que el cantante y compositor Plácido Acevedo escribió a raíz del dolor que sintió al ver cómo se casaba una “novia” que tuvo mientras aún estaba casado.  La joven decidió rehacer su vida ya que él no se divorciaba y la melodía se grabó por primera vez en la voz del Cuarteto Mayarí a finales de los años 40.

En mi primer escrito del Blog De mi Carperta al Corazón, mencioné también la canción Tragedia de Viernes Santo como otra de las que han sido inspiradas en hechos reales.  Pero esta vez, no fue el amor o la decepción sino el duelo nacional que vivió Puerto Rico cuando un avión de la aerolínea Pan American World Airways, con destino a Nueva York, cayó en la Bahía de San Juan.

Los hechos ocurrieron el 11 de abril de 1952 y en este accidente fallecieron más de 50 personas.  Se dice que el compositor Rafael Hernández la escribió al día siguiente de la tragedia que ocurrió una Semana Santa y que, de nuevo, popularizó el Trío Vegabajeño.

Es importante que conozcamos a nuestros compositores y demos el valor que merece su talento aun cuando varios de ellos ya no nos acompañan en el plano terrenal.  De igual manera, hay muchos que están vivos y, en este y otros géneros, siguen llenando de gloria a Puerto Rico a través de su inspiración.

Iris Yolanda Cintrón es comunicadora de profesión y autora del Blog “De mi Carpeta al Corazón” que está dedicado a la música de tríos y boleros. Para conocer más información accedan la siguiente dirección de internet www.demicarpetaalcorazon.org