La pirotecnia causa pérdida de audición

 

¡Tres, dos, uno, cero!  Con este estribillo se da comienzo al año nuevo en todas partes del mundo.  Cada país celebra la despedida de año de acuerdo con su cultura y costumbres. 

Sin embargo, hay algo que determina el tono de la celebración y eso es el uso de pirotecnia. Los petardos, como se reconocen en la calle, son motivo de alegría, pero también de laceraciones o mutilaciones.  Mas allá del impacto a las extremidades, por el mal manejo de estos explosivos, la audición es una de las que se ve afectada. 

Si bien es cierto que desde que se impuso la Ley 83 del 25 de junio de 1963, según enmendada, conocida como la “Ley de la Pirotecnia de Puerto Rico”, ha habido una baja en las lesiones por este tipo de material, hay que seguir concienciando a las personas sobre su efecto adverso. Es importante que las personas entiendan que mucho más allá de las mutilaciones o laceraciones, el efecto nocivo a la audición es preponderante.

“Los sonidos profundos que provocan los petardos pueden causar pérdida de audición severa.  A menudo, luego de las festividades es común recibir llamadas de personas que han estado expuestas a explosiones por el uso de pirotecnia.  Algunos de los síntomas que presentan son:  oír el sonido con menor intensidad, un ruido constante en el oído o acúfeno conocido como tinnitus que ocurre cuando hay una exposición a sonidos fuertes de repente.  De la misma forma, dolor agudo causado por laceraciones en la membrana timpánica, esto podría causar sangrado por el oído”, mencionó Eugenio Gómez, audiólogo y director clínico de Precision Hearing & Balance Center.

El especialista en audición explicó, que es importante identificar estas señales y visitar al profesional adecuado para un diagnóstico certero.  De tener alguna pérdida de audición, deben asistir a los profesionales dedicados al tratamiento en deficiencia auditiva.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) expone que los ruidos provocados por el material pirotécnico no deben sobrepasar los 140db.  Los grupos más a riesgo son los infantes, niños y envejecientes por lo que se recomienda que durante las detonaciones estén alejados.

El autor del artículo es el licenciado Eugenio Gómez, director clínico de Precision Hearing and Balance Center. Para más información puede acceder a nuestras redes a través de https://www.facebook.com/precisionhearingpr o por teléfono al 787-493-0010.  

Precision Hearing and Balance Center es un centro de evaluación de audición, con de 16 clínicas alrededor de la isla. Además, ofrece servicios de exámenes de audición, evaluación y venta de audífonos, evaluación del habla y lenguaje, rehabilitación aural, entre otros.