La seducción de las redes sociales

Cada vez nos convencemos que las redes sociales llegaron para quedarse, pero no se trata solo de que lleguen para quedarse. Llegaron para diversificarse, para estar en constante innovación y para procurar tenernos a todos siempre entretenidos, al punto, de que muchos de nosotros no podríamos imaginar nuestras vidas sin algunas de ellas. Las redes sociales nos tienen seducidos.

Vivimos conectados a Internet. Es más, para el 2015 según un estudio de la firma de investigación GlobalWebIndex, por cada cuatro minutos que pasamos en la web, un minuto era dentro de las redes sociales. De seguro ese tiempo ha cambiado y debería ser mucho más.

¿Te has preguntado cuántas veces en el día accedes a una red social? ¿A cuántas perteneces? ¿Te has sorprendido diciéndole a alguna persona envíame un request?

Estamos tan involucrados en este asunto de las redes sociales que muchas veces tan pronto nos presentan a alguien lo primero que hacemos es procurar saber su nombre y apellido. De esta forma tenemos toda la información necesaria que nos lleve a hacer una búsqueda y conocer un poco más.

Pero el asunto no queda aquí, con la llegada de los teléfonos inteligentes, los famosos smartphones, y la inmediatez que brinda en cuanto a acceso de información se refiere, nuestra pasión por el uso de las redes sociales crece más y más cada día.

En las mañanas tan pronto nos levantamos lo primero que hacemos es ver las redes y muchos de nosotros tendemos a actualizar nuestros status. Un ejemplo de ello es el Gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló y su famoso tweet mañanero ¡Buenos días!.

Por otro lado, nos encanta que los demás sepan cuánto nos divertimos, qué comemos, si hacemos ejercicios, si fuimos a la playa y hasta si estamos enfermos. Hay usuarios que hasta fotos de sus sueros en la Sala de Emergencias suben a la red. Todo, absolutamente todo lo comunicamos.

Sin duda alguna ya las redes sociales forman parte de la vida de muchos. Los niños se divierten y los adultos se recrean aunque todos tenemos un propósito diferente para el uso de las mismas, nos han seducido a tal grado que no hay forma de salir de ellas.

La autora de este artículo es especialista en relaciones públicas y experta en el manejo de redes sociales. Para contactarla puedes escribir a enredadospr@gmail.com