La tenista Mónica Puig hizo historia en el deporte boricua

Por Héctor L. Meléndez

redaccion@esnoticiapr.com

La tenista puertorriqueña Mónica Puig Marchand paralizó literalmente al país al conquistar –hace unos días- la medalla de oro en los Juegos Olímpicos celebrados en Río de Janeiro.

Puig hizo historia al ser la primera fémina en obtener medalla en Juegos Olímpicos y primer atleta en conseguir la presea dorada en unas olimpiadas. Dicho sea de paso, la fecha que obtuvo la medalla, el 13 de agosto, fue memorable ya que se cumplían 68 años de la primera presea olímpica obtenida por un atleta de Puerto Rico en la persona de Juan Evangelista Venegas.

El camino de ‘Pica Power’ no fue fácil. Se tuvo que enfrentar a lo más granado del Tennis mundial.

Se ha reseñado hasta la saciedad los retos que tuvo que enfrentar nuestra joven atleta de apenas 22 años donde derrotó a Garbiñe Muguruza #4 en el mundo, Petra Kvitova #14 y en la final, a la alemana Angelique Kerber #2 en el mundo, según la Asoación de Tenis Femenino (WTA).

La nuestra demostró carácter, concentración y sobre todo orgullo patrio. La cría boricua le salió a flor de piel. Tenía el peso de una nación en sus hombros y el compromiso de llevar una presea a su patria.

“Pica Power”, como se le conoce, hizo llorar de emoción a una nación. Cada puertorriqueño disfrutó de una manera u otra la gesta de esta jovencita que a su corta edad se ganó por mérito propio el cariño y el respeto de Puerto Rico, América Latina y el mundo.

Mónica ha sido junto a Javier Culson y Jaime Espinal, los únicos atletas en obtener medallas centroamericanas, panamericanas y olímpicas y hasta el momento. Puig es la única medalla de oro en las Olimpiadas.

monica medalla

Motivo de inspiración

Con todo el significado del revuelo de la medalla de oro obtenida por Mónica Puig, los jóvenes puertorriqueños, en especial las niñas, ven como modelo del rol a la “Pica Power”, no sólo por sus logros, sino por todo lo que representa para el deporte y la mujer puertorriqueña.

Hablamos con algunas personas ligadas al tenis en el área sur sobre la repercusión que ha tenido la histórica medalla de Puig. Algunos jugadores y otros entrenadores por mucho tiempo en este deporte.

Héctor Díaz Salichs, con más de 35 años de experiencia como profesor de tenis en la universidad, entre ellas la Interamericana y la Universidad de Puerto Rico Recinto de Ponce, nos comentó lo siguiente: “La victoria de Mónica representa la culminación del trabajo, esfuerzo y dedicación de unos padres comprometidos con su hija. También, Mónica se ha dado cuenta que su carrera profesional y que, obtener el éxito conlleva sacrificio, pasión y entrega en la práctica” señaló.

Mientras, Filiberto Guzmán, entrenador del Villalba Tennis Club, destacó que la hazaña de Monica “significa un crecimiento de este deporte a nivel nacional, se ha convertido en ícono a emular para todo niño y niña que practique este deporte”.

El jefe entrenador de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, Francisco ‘Paco’ de Jesús, enfatizó en que esta gesta de la boricua es “una en un millón, no porque no pudiera lograrla, porque tiene el potencial. Me sorprendió que mantuvo un nivel de ejecución alto. Casi no cayó en defensa. Dictó como se iba a jugar. Utilizó muchos patrones. Ayudó a elevar la imagen del tenis, nada de lo que sucedió en la cancha es casualidad ya que trabajó muy duro para ello”.

Todos los ojos del mundo estuvieron pendientes a Mónica Puig en estas Olimpiadas, no sólo por la medalla para Borinquén, sino de la manera en que sucedió esta histórica jornada.

¡El deporte vuelve a unir el país!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.