La universidad y el cooperativismo

La profunda crisis de nuestra universidad pública (UPR, que es la Inteligencia de la Patria) merece mucho análisis y sobre todo propuestas de posible solución. Aquí va la nuestra.

Desde su nacimiento la Corporación Cooperativa Mondragón del país Vasco, España, su fundador P. José M. Arizmendi Arrieta creó una escuela para educación en cooperativismo, con cinco jóvenes. Hoy representan 93,000 empleos y 256 empresas. Desde 1997 se creó la Universidad de Mondragón.

Lo interesante es que cada facultad es una cooperativa en donde los administrativos y los académicos son socios dueños (1 socio, 1 voto) y eligen al Decano democráticamente. Los estudiantes tienen derecho a representación de 1/3 parte de la asamblea con voz y voto. Todos ellos eligen el rectorado y las autoridades universitarias.

Los mercaderes de la educación miran golosos a la UPR, pues su afán de lucro los mueve a empujar al derrumbe a nuestra máxima institución educativa. Los políticos y gobernantes solo miran a la empresa privada como solución. El cooperativismo ha demostrado su éxito en todos los asuntos del quehacer humano.

Invitamos a todos los implicados en nuestra educación superior, académicos, administradores, trabajadores no docentes y estudiantes, a iniciar el diálogo necesario para impulsar un rumbo digno para rescatar, desarrollar y llevar al éxito a nuestra Universidad.

¡Qué vivan los estudiantes!

¡Viva la educación pública!

¡Que vivan los maestros!            

 ¡Arriba el cooperativismo!

Si tiene alguna pregunta o sugerencia me puede escribir a la siguiente dirección electrónica: rrodrig711@aol.com

Deja un comentario

*