La UPR y la JCF: incertidumbre y coraje

 

El plan fiscal de la Universidad presentado a la Junta y aprobado el 20 de abril de 2018 nos ha dejado a los universitarios perplejos y preocupados.

Entre los aspectos que destacan se encuentra la consolidación académica (de departamentos y facultades), y administrativa, relocalización de escuelas y programas, cierre de programas, aumento en el costo de los estudios y una baja considerable (50%), de puestos no docentes, entre otros.

Se habla al interior de los recintos que esta reestructuración, consolidación de recintos provocará la pérdida de 2,230 empleos para el 2023.

El plan propuesto por la Administración de la UPR y aprobado establece que la estructura del principal centro docente del país  sea en conglomerados, tres en total y el Recinto de Ciencias Médicas.

La UPR de Ponce será parte del conglomerado del sureste conformado además  por Cayey y Humacao. Nuestro recinto ponceño se especializará en  empresarismo, negocios, ciencias naturales y del comportamiento.

Un aspecto que ha estado en la palestra pública estos días con mayor exposición lo es el cambio drástico a nuestro sistema de retiro. Leía en un periódico de circulación nacional lo siguiente; “Si la Universidad de Puerto Rico aplica a su sistema de retiro lo que ha propuesto la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), pondría fin al plan de pensiones de beneficio definido con mayor solvencia de todo el gobierno de la Isla”.

No hay duda que el efecto será funesto por todas las repercusiones que  tendrá. Su efecto más expuesto ha sido el impacto de reducir un 17% a las pensiones.

Estos datos que les presento pueden ser analizados ampliamente. Solo deseo compartir algunas de mis inquietudes. Al leer la información se puede inferir  que  esa propuesta supone la  relocalización de la facultad de acuerdo a su  preparación académica y especialidad. Implica además, la relocalización dentro de un recinto y de un recinto a otro.

Cuando leí la información de los conglomerados, pensé inmediatamente en dos cosas: en primer lugar, Ponce no cuenta con  una concentración ni una secuencia curricular en empresarismo.

En segundo lugar, si bien es cierto que los programas de educación están atravesando una crisis,  UPR,  Ponce  ha sido reconocido por ser el  recinto donde la mayor cantidad de  estudiantes logran aprobar el examen de licencia de maestros. Tal parece que incorporaremos el empresarismo que es muy bueno pero… ¿no tendremos el programa de pedagogía del que nos sentimos orgullosos?

Como universitaria tengo una honda preocupación e interrogantes que comparto con mis colegas más queridos y cercanos y les comunico a ustedes los lectores de esta columna: ¿Qué va a pasar con la UPR? ¿Cuándo comienzan los cambios en la UPR?

Aunque resulte increíble… los universitarios no podemos contestar estas interrogantes,  lo que provoca en mí una gran preocupación. En varias ocasiones he expresado en esta columna  mi profundo amor por la Universidad y mi compromiso. Me formé como profesional en el sistema UPR y he trabajado por treinta y siete años en la UPRP. Comencé a trabajar siendo estudiante graduada de Río Piedras.

Estoy próxima a la jubilación. He planteado la falta de compromiso, el amiguismo y el panismo que ha carcomido instancias dentro de la universidad. Pero también he reconocido que hay mucha gente buena y trabajadora. En estos momentos veo personas en negación, en evasión, en tristeza y depresión.

Tengo colegas comprometidos y muy trabajadores con hijos pequeños, sin deseos de emigrar por sus situaciones personales y familiares particulares, que agobiados se preguntan ¿Me tendré que ir a Bayamón a trabajar? ¿Habrá trabajo para mí allá? ¿Me tendré que mudar?

Una buena amiga de la actual administración me contestaría a lo que escribo “lo que hay que hacer es trabajar, luchar, no rendirnos”… Algo así.

Lo que ocurre es que todo empleado tiene derecho a  saber qué va a pasar concretamente con su trabajo. No saber… Es como una agonía… Esa incertidumbre provoca desazón, angustia…molestia. ¡Provoca coraje!

Me pueden escribir a empresasymercados@gmail.com.