Las firmas comerciales y los seguidores del género

Antes que todo, no puedo dejar de compartir mi alegría porque (como saben) mañana regreso a mi patria para optimizar con nuevas iniciativas la gestión que realizo en favor de los tríos y el género del bolero en Puerto Rico.  Pero el tema que hoy me ocupa eres tú y las firmas comerciales.

Quiero hablar primeramente de ti.  Sí, tú que eres un fiel seguidor de la música de tríos y el género del bolero y disfrutas el talento de nuestros compositores, músicos y cantantes.  Tú, que sigues a los artistas en sus presentaciones públicas o que pagas entrada para los conciertos, tú que por años te has mantenido comprando los discos y no has patrocinado la piratería, tú que ayudas a mercadear los tríos y artistas con la famosa “promoción de boca en boca”, tú que has ahorrado para contratarlos para tus actividades y, en fin, tú que no has permitido que pase de moda esta música tan Hermosa, si supieras, que eres la clave del éxito de esta música y que, gracias a personas como tú, se ha mantenido viva por décadas ininterrumpidamente.

Cuando algunos lectores me escriben expresando que les gustaría que los boleristas y tríos tuvieran mayor exposición, siempre les contesto lo mismo.  Mi respuesta es que todos debemos dar la lucha desde los diferentes frentes de batalla.  Los comunicadores transmitiendo la información, los artistas dando lo mejor de ellos, los productores creando más eventos, los medios masivos creando más programación relacionada al tema y los seguidores manteniendo siempre el contacto con la música y los cantantes.  Pero, hay un eslabón crucial en la cadena y que no puedo dejar de resaltar, las firmas comerciales.

Hay hospederías y restaurantes que están presentando boleristas y tríos para el deleite de sus clientes de forma muy exitosa. Los comercios que apoyan con auspicios o contrataciones, deberían ser los que respaldemos los triófilos y amantes del género.  Ellos son una parte muy importante para que podamos ver a los artistas en muchas actividades y que, en ocasiones, son hasta gratuitas para el público.  No se puede negar que ha habido un resurgir porque han podido validar que se ha subestimado el género y que la audiencia es una de poder adquisitivo y fiel.

Por eso, debemos ser solidarios con estos comerciantes, pequeños o grandes, y demostrarles que valoramos el aporte que hacen en pro de mantener activa esta música. Yo he sabido llamar algunos comercios para solamente decirles que agradezco el que hayan sido auspiciadores de un evento de tríos o de boleros.  Mantener las operaciones de un negocio, más aún con los retos económicos, no es tarea fácil.  Especialmente para los pequeños y medianos negocios por lo que se hace encomiable cada auspicio que ofrecen.

Cuando vean anuncios de televisión o radio, así como afiches, estén atentos a cuáles son las firmas comerciales que hacen posible esa presentación de tu artista y música favorita.  Así podremos lograr que muchas otras empresas hagan su aporte y puedan comprobar que invertir en actividades de tríos o boleristas les garantiza un excelente retorno de inversión.  Claro, sin olvidar que de esa manera estarán ayudando a que se mantenga vivo un género musical que ha sido, y será siempre, baluarte en nuestra historia musical como pueblo.