Llamado a no textear mientras conduce

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Comisión para la Seguridad en el Tránsito (CST) anunció el inicio de la campaña educativa “Si Guías y Texteas, Pagas” enfocada en concienciar sobre los riesgos que se expone un conductor al momento de usar un celular mientras maneja.

En los últimos años, la Policía expidió entre 60 y 80 mil boletos a conductores que han hecho uso ilegal del celular mientras manejaban.

Un estudio encomendado por la CST -en el 2016- reveló que cerca del 96% de los participantes de la encuesta consideran que el uso del celular mientras manejan afectan la habilidad de guiar.

“Sólo tenemos que salir de nuestros hogares camino a los trabajos y podremos observar en el trayecto la cantidad de conductores que se distraen de la carretera por estar utilizando un celular”, señaló Darelis López Rosario, directora ejecutiva de la CST.

“Estamos exhortando y promoviendo durante la campaña educativa, el cambio de conducta por parte de los ciudadanos para evitar recibir una multa o provocar un choque”, expresó López Rosario. “Esta es una acción ilegal que será sancionada con una multa por la Policía o pudiera ocasionar un choque”, resaltó.

Explicó que distraerse cinco segundos mirando el celular mientras conduce a una velocidad de 55 millas por hora es equivalente a recorrer la distancia de un campo de fútbol con los ojos cerrados.

“Ejemplos como este nos hacen elevar un llamado a la conciencia de todos los conductores que hacen uso del celular mientras guían para que eliminen esa práctica y así evitemos choques en nuestras carreteras”. expresó.

La campaña, además de advertir sobre el peligro de usar el celular mientras están al volante de un automóvil, busca cambiar la conducta en la población que está entre los 16 a 44 años, que insiste en textear y guiar mientras hablar sin el uso de un dispositivo de manos libres.

La Policía estatal integrará esfuerzos con las policías municipales de 21 pueblos para intervenir y multar a los infractores de la Ley 22-2000 que regula, entre otros, el uso del celular en los vehículos de motor, y que expresamente prohíbe a todos los conductores leer y textear mensajes, aunque si autoriza a generar o atender una llamada utilizando un sistema “manos libres”.