Llamado para que el maestro hable con los estudiantes sobre desastres

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Los maestros juegan un papel importante en ayudar a los estudiantes a aprender sobre la preparación para huracanes y permitirle a los niños hablar sobre los desastres los ayuda a conocer sus sentimientos.

Los educadores deben estar atentos a información errónea, los conceptos erróneos y los temores o preocupaciones subyacentes que los pequeños expresan para luego abordarlas, recomienda la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, mejor conocida como FEMA.

Es importante responder a sus preguntas de manera simple y directa. Estar informado puede ayudarles a sentirse mejor.

La cantidad de información que será útil para los niños dependerá de su edad y nivel de desarrollo. Al igual que los adultos, los niños son más capaces de hacer frente a una crisis si sienten que la entienden.

Aquí hay algunas recomendaciones generales que los maestros pueden considerar cuando regresen al salón de clases:

  • Cree un ambiente seguro. Los niños deben sentirse seguros al hablar de sus experiencias pasadas y sus preocupaciones acerca de esta temporada de huracanes. La participación en el intercambio de experiencias siempre debe ser voluntaria.
  • Escuche los temores y preocupaciones de los niños. Tome en serio sus temores y trate de responder a sus preguntas de manera simple y honesta. Preste atención a cualquier señal de angustia emocional grave.
  • Comparta algunas de sus propias experiencias. Esto crea una conexión y les ayuda a darse cuenta de que no están solos.
  • Concéntrese en lo positivo. Comparta ideas sobre la preparación y cómo pueden ayudar a otros necesitados.
  • Mantenga las rutinas diarias tan normales como sea posible. Las rutinas dan confianza a los niños, les ayudan a establecer buenos hábitos y les ofrecen estabilidad durante momentos de estrés.
  • Involucre a los estudiantes en actividades creativas. Jugar o dejar que escriban historias o dibujen les da la oportunidad de expresar sus sentimientos.
  • Deles herramientas que puedan compartir con sus padres. Hable sobre la preparación y cómo pueden ayudar a su familia a estar lista en caso de un desastre.
  • Motívelos a participar en actividades de preparación. Por ejemplo, empodere a los estudiantes discutiendo lo que pueden necesitar en un kit de emergencia.