Llega al Museo de la Masacre: ‘Los Albizus – Banderas Mixtas’

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El Museo de la Masacre de Ponce realizará -este sábado 27 de octubre- la apertura de la exposición de arte ‘Los Albizus – Banderas Mixtas‘ durante un junte artístico para celebrar la vida y gesta del artista plástico, poeta, profesor, ex prisionero politico: Elizam Escobar.

El evento cultural comienza con la inauguración de la exhibición ‘Los Albizus – Banderas Mixtas’, muestra de obras realizadas por Elizam Escobar en la prisión; y, la presentación del catálogo de la misma realizada junto al poeta y editor Che Melendes.

Elizam Escobar

La noche culmina con la oferta musical de talentosos artistas, entre ellos, Roy Brown, Antonio Cabán Vale “El Topo”, Tato Santiago, Grupo Mapeyé, Francisco Quiñones y Karla Sohé

Invitan al público en general a que se de cita a la actividad cuya entrada será libre de costo. El catálogo y publicaciones de Elizam Escobar estarán disponibles para la venta.

El Museo de la Masacre de Ponce se encuentra en la calle Marina, esquina Aurora, a pasos de la plaza pública. La exhibición estará abierta hasta el 13 de enero de 2019, con horario de miércoles a domingo de 9:00 am a 3:00 pm. Para recorridos puede comunicarse al Instituto de Cultura Puertorriqueña al 787-290-1530.

Elizam Escobar es un pintor, poeta y teórico. Recibió un bachillerato en bellas artes de la Universidad de Puerto Rico y realizó estudios en la Universidad de la Ciudad de Nueva York, el Museo del Barrio y la Liga de Estudiantes de Arte de Nueva York.

Trabajó como maestro de escuelas públicas y como pintor en la Asociación Hispana de las Artes. Durante el año 1979-80 formó parte de la facultad de la Escuela de Arte del Museo del Barrio.

El 4 de abril de 1980 fue arrestado y acusado de ser miembro del movimiento clandestino puertorriqueño que lucha por la independencia de Puerto Rico. Recibió una sentencia de 68 años de cárcel.

Durante los 19 años y 5 meses que estuvo en prisión, continuó pintando. También se dedicó a la lectura, a cultivar la poesía y los ensayos teóricos sobre el arte, estos últimos publicados en su libro ‘Los ensayos del artificiero‘. Fue liberado en 1999 y regresó a Puerto Rico.