Llegan restos de puertorriqueño muerto en Corea en 1950

Por Cyber News

 

Los restos del cabo Francisco Ramos Rivera miembro de la vigésimo cuarta División de Infantería, fueron identificados en el 2017 y entregados a sus familiares recientemente.

Ramos Rivera, un joven de 19 años, natural de Aibonito fue declarado perdido en acción durante la Guerra de Corea en 1950.

“Recibimos los restos de un joven puertorriqueño quien cumplió con su deber en tierras lejanas y por designios del destino no pudo regresar a su tierra en aquel entonces. Hoy cumplimos con el compromiso solemne de no dejar de buscar a los perdidos y desaparecidos en acción hasta que todos hayan regresado a casa”, dijo el Ayudante General de Puerto Rico, general de brigada Isabelo Rivera, en una comunicación escrita.

Los restos de Ramos Rivera llegaron al aeropuerto Luis Muñoz Marín, en Carolina, donde fueron recibidos por la Guardia de Honor de la Guardia Nacional de Puerto Rico. El sepelio, con todos los honores militares, lo llevaron a cabo en el Cementerio Nacional, en Bayamón.

Entre los familiares del militar se encontraba su hermano de 83 años, sus hermanas, sobrinos y sobrinas. La familia recibió una carta de condolencias de parte del presidente de los Estados Unidos y expresaron su gratitud por la oportunidad recibida de poder darle cierre a un capítulo doloroso en la vida de la familia.

De acuerdo al Departamento de la Defensa, el total de miembros de la Fuerzas Armadas de EEUU perdidos en acción (MIA) durante la Guerra de Corea suma 7,675.  De ese total 122 puertorriqueños continúan en el listados de perdidos en acción. Más de 61,000 puertorriqueños sirvieron durante la Guerra de Corea.